La Balona sale sonrojada de Tarragona (5-1)

Los blanquinegros se van goleados del Nou Estadi y se acercan al pozo
Un momento del partido. / FOTO: DAM

FICHA TÉCNICA:

GIMNÁSTIC DE TARRAGONA (5): Manu García; Pol Domingo (m.49, Albarán), Trilles, Ribelles (m.46, Elías Pérez), Del Campo, Dani Romera (m.81, Fran Carbiá), Quintanilla, Edgar Hernández (m.59, Bonilla), Nil (m.59, Pablo Fernández), Robert y Joan Oriol.

REAL BALOMPÉDICA LINENSE (1): Nacho Miras; Jesús Muñoz, Morante, Loren, Antoñito (m.46, Chironi), Koroma (m.79, Leandro), Sergi Monteverde (m.87, Coulibaly), Gerard Oliva (m.79, Iván Martín), Víctor Mena (m.46, Connor), Delmonte y Leuko.

ÁRBITRO: Lax Franco (Colegio Murciano). Amonestó por parte local a Quintanilla, Ribelles, Trilles y por parte visitante a Leuko, Víctor Mena, Connor e Iván Martín. Expulsó con roja directa al visitante Delmonte en el minuto 30.

GOLES: 1-0 (m.9, Del Campo); 2-0 (m.21, Dani Romera); 2-1 (m.48, Jesús Muñoz); 3-1 (m.74, Dani Romera); 4-1 (m.79, Dani Romera); 5-1 (m.84, Pablo Fernández).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 35º jornada del Grupo II de Primera RFEF disputado en el Nou Estadi ante 8.124 espectadores.

CRÓNICA: La Real Balompédica Linense ha encajado una sonrojante goleada en Tarragona por 5 goles a 1 que le pone al filo del descenso después de una tarde de perros que le hace temblar a falta de tres jornadas para el final de la competición.

Nada salió bien sobre el Nou Estadi y en gran parte por un equipo que, pese a estar jugándose lo que tiene entre manos en este tramo final de temporada, parece que fue de excursión a Tarragona.

A los 21 minutos ya perdía por 2-0 después de los goles de Del Campo y Dani Romera y la herida pudo ser aún mayor si no es por la actuación de Nacho Miras que salvó en varias ocasiones a los suyos antes de un descanso al que los de Monteagudo llegaron casi pidiendo la hora después del ‘regalito’ de Delmonte dejando a su equipo con uno menos tras un infantil codazo sobre un contrario que le costó la roja directa.

Con uno menos, los de La Línea trataron de mover el banco buscando alguna reacción y, en parte, dio su fruto. Chironi salió con aire de resarcirse de la expulsión de Albacete y Connor puso el córner que acabó en la cabeza de Jesús Muñoz en el 48′ para meter a la Balona en el partido. De hecho hubo hasta atisbo de reacción cuando poco después otra falta lejana la cabeceó Morante pero Manu García salvó con el pie.

Eran los peores minutos de un Nástic que no reaccionó hasta que su rival no se lo puso en bandeja. En el 74 Miras regaló un despeje de aquella manera a Dani Romera para que el delantero metiese la pierna y finiquitase el asunto. Con quince minutos aún por delante la Balona bajó los brazos como otras tantas salidas esta temporada y provocó que, de nuevo Romera, y poco después Pablo Fernández redondeasen una ‘manita’ que escuece mucho en el bloque blanquinegro.

Tres jornadas para el final, un punto por encima del descenso y la sensación manifiesta de que el equipo se ha caído a la hora de la verdad. Toca trabajar de lo lindo para salvar como sea el asunto.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.