La Balona cae en Alcoy y se mete en problemas (1-0)

Flojo partido de los de Monteagudo que enlazan tres sin ganar
Un momento del partido. / FOTO: CDA

FICHA TÉCNICA:

CLUB DEPORTIVO ALCOYANO (1): José Juan; Primi, Raúl, Fran Miranda (m.65, Imanol), Juanan, Andy (m.72, Ángel), Mourad (m.77, Juli), Dani Vega (m.65, Toni Gabarre), Lillo, Toni (m.77, Antón) y Pablo Carbonell.

REAL BALOMPÉDICA LINENSE (0): Nacho Miras; Jesús Muñoz, Loren, Leandro (m.46, Koroma), Antoñito (m.46, Iván Martín), Monteverde, Borja López, Gerard Oliva (m.82, Toledano), Mena, Chironi y Leuko (m.46, Dorrio).

ÁRBITRO: Monter Solans, de Aragón. Amonestó por parte local a Mourad, Lillo, Fran Miranda, Antón y Primi y por parte visitante a Chironi, Jesús Muñoz y Monteverde.

GOL: 1-0 (m.34, Primi).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 31º jornada del Grupo 2 de Primera RFEF disputado en El Collao ante unos 1.500 espectadores.

CRÓNICA: Mal asunto para la Real Balompédica Linense que sigue empeñada en complicarse la vida tras caer por la mínima frente al Alcoyano.

Tampoco pudo ser este sábado cuando los de Alberto Monteagudo rompiesen su mala racha en un partido flojo y en el que echaron mucho de menos lo que hombres como Delmonte están aportando en la medular. No hubo mucho argumento para ganar en un campo como El Collao, es la realidad.

Los alicantinos pusieron más ahínco, más ganas de romper una mala racha que se remontaba a su visita a Algeciras con su última victoria (hace ya seis jornadas) y así llegaron más al área de Nacho Miras que ya tuvo que salvar en el 10′ un remate de Juanan a bocajarro y poco más tarde una mala cesión de Jesús Muñoz que Mourad no entonó de milagro.

Acto seguido de ese fallo atrás, el gol. Muñoz se comió la marca de Primi que a placer cabeceó el 1-0 en el 34 y ponía cuesta arriba el asunto. Apenas un disparo de Leandro se contabiliza en una primera mitad de la Balona que se reflejó en la decisión de Monteagudo de hacer un triple cambio al descanso para tratar de revertir la situación.

Los blanquinegros le pusieron ganas, empeño pero fútbol, lo que se dice fútbol, más bien poco. El Alcoyano se dedicó a guardar la ropa, a jugar ese otro fútbol y a esperar a que pasasen los minutos en un escenario que no le incomodaba y ante un rival al que le costó Dios y ayuda poder crear ocasiones de renombre.

Algunos centros al área, un intento de un estéril Iván Martín arriba en el 65′ fue de lo poco salvable de un partido que vuelve a hacer patente el irregular momento de los balonos que pueden ver el precipicio mucho más cerca este domingo y donde la situación actual convierte al choque del próximo día 17 ante el Betis Deportivo en una auténtica final.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram