Galiano, ante ‘un partido especial’ en su regreso a La Línea

El técnico del Antoniano vistió la camiseta de la Balona en 2008 (AUDIO INTERIOR)
Galiano en un partido. / FOTO: DAM

 

Diego Galiano, entrenador del Atlético Antoniano, compareció en la previa del partido de este domingo frente a la RB Linense con la firme intención de empezar el año con victoria.

‘Es un partido complicado como todos los de la categoría y en el campo de la Balona aún más, después del parón queremos ver a qué nivel hemos llegado e intentaremos ir con las mejores armas posibles para sacar los máximos puntos’, afirmó el jerezano que agradeció los elogios de Mere en la previa tras coincidir a sus órdenes en la etapa del Racing Portuense.

‘Cuando tuve la suerte de tenerlo era cuando estaba empezando y fíjate dónde ha llegado a estar, será un partido especial porque tengo muy buenos recuerdos del tiempo que estuve con él, trabaja cada detalle de un equipo, será complicado hacerles gol porque son un equipo sólido pero intentaremos hacerles el mayor daño posible’, aseveró el preparador que cree, respecto a aquella época diez años antes como jugador, que el orden y la solidez de los equipos de Mere siempre ha sido un arma. ‘A balón parado son equipos muy fuertes, sus equipos suelen ser a nivel tácticos muy completos y eso desde que empezó lo lleva haciendo a la perfección’, señalaba.

El Antoniano visitará La Línea en zona de descenso y con graves problemas a domicilio, donde todavía no ha conseguido la victoria. ‘Somos un equipo muy humilde, económicamente estamos muy limitados y a la hora de confeccionar la plantilla estamos limitados pero se está compitiendo bien, somos rocosos y hacemos buenos partidos en casa, fuera somos algo más frágiles por las dimensiones de los campos pero el equipo viene trabajando bien y esperemos seguir esa línea’, manifestó.

Un Galiano que también vistió la camiseta de la Balona en la temporada 2008/09 a las órdenes de José Luis Burgueña y que acabó con el descenso a Tercera División. ‘Da para escribir un libro, fue un año muy raro, empezó la cosa mal, impagos, pintadas… con el paso de los años las cosas malas se suelen quedar atrás, cuando te has retirado te quedas con lo positivo y tuve la suerte de jugar en un club como la Balona, un sitio exigente pero con instalaciones buenas y un lugar bueno para vivir, me hubiera gustado otra experiencia como la del ascenso en Miranda pero siempre hay que quedarse con lo positivo de las cosas’, añadió.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram