Balona, no hay imposibles (Sáb 19.30h)

Los blanquinegros buscan sumar una gran victoria en Riazor
Morante celebra su gol. / FOTO: RBL

La Real Balompédica Linense afronta uno de esos partidos que siempre gusta jugar este sábado (19.30 horas, Riazor) rindiendo visita al Deportivo de la Coruña buscando su primera victoria de la temporada.

Los blanquinegros ya están en La Coruña tras un largo viaje de casi un día por carretera donde la plantilla entrenó ayer en Zamora y en el que arribaron en su hotel de concentración sobre las tres de la madrugada.

El desplazamiento, forzado por la huelga de las compañías aéreas, preocupaba a Monteagudo antes de partir. ‘Es algo difícil de ver en esta categoría pero las circunstancias nos llevan a esto, lo he dejado claro esta mañana que no podemos usar el viaje como excusa y hay que sacar la mejor versión independientemente de lo que nos rodea’ aseguraba el técnico manchego que pese a ello no quiere excusas.

Gojkov, Camará y Duncan serán bajas por segunda semana consecutiva al no disponer del visado y Connor se caerá por lesión para tratar de hacer frente a uno de los gigantes al ascenso que viene de no competir por la incomparencencia del DUX la pasada jornada. ‘Están hechos para ser campeones pero somos un equipo humilde y con muchas ganas de hacer daño a los equipos importantes y a los menos importantes’, aseveró.

El Deportivo estará con todo su arsenal preparado. Los Quiles, Gorka Santamaría, Mario Soriano, Álex Bergantiños y compañía componen un bloque adiestrado por Borja Jiménez que, para más inri, se reforzaba en el último día de mercado con dos piezas más como el atacante Max Svensson y el central Pablo Fernández.

Más de 17.000 abonados abanderan a los coruñeses, un clásico del fútbol español pero que espera arrancar su tercera etapa consecutiva en la división de bronce con un buen resultado en su cancha.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram