UDEA Algeciras se lleva un duro varapalo frente a Cantabria (65-86)

Los algecireños cuajan un pésimo primer cuarto que les condena a la derrota
Reynolds durante el partido. / FOTO: DAM

FICHA TÉCNICA:

UDEA ALGECIRAS (65): Jamal Reynolds (9), Javi Fernández (2), Issa Thiam (9), Iago Estévez (23), Rubén Perea, Juanmi López, Sergio Malla, Sami Al Uariachi, Seri N’Diaye (2), Miki Ortega (20).

GRUPO ALEGA CANTABRIA (86): Moussa (7), Mirza Bulic (16), Saintel (3), Gómez (2), Álvaro Palazuelos (11), Alo Marín (12), Sans (10), Leo Cizmic (11), Betolaza y Sierra (14).

ÁRBITROS: Sanhermelando García y Sánchez Jiménez. Sin eliminados.

PARCIAL CADA CUARTO: 12-30; 18-18; 17-22; 18-16.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 16º jornada del Grupo Oeste de LEB Plata disputado en el Doctor Juan Carlos Mateo ante unos 500 espectadores.

CRÓNICA: Nueva derrota de UDEA Algeciras que ha caído derrotado por un duro frente al Grupo Alega Cantabria y se acerca a la parte baja de la clasificación.

El partido duró lo que quiso el conjunto cántabro que, a pesar de un inicio competido (12-18, minuto 7), rápidamente metió una marcha más en el acelerador para distanciarse con un parcial de 0-12 que le hizo irse +18 al término del primer cuarto.

En los segundos diez minutos UDEA trató de ‘aguantar’ en un partido ante el que no tenía cómo entrar y es que a pesar de los esfuerzos de los de Malla por hacer la goma para engancharse al encuentro el cuadro de Torrelavega no cedió un ápice y se fue hasta un 30-48 al intermedio.

En la segunda mitad, nada nuevo bajo el sol. Los algecireños son a día de hoy un equipo muy tocado en lo anímico y con una rotación muy por debajo de lo que requiere una competición del nivel de la LEB Plata y eso se demuestra ante rivales tan superiores como el de hoy.

Fragilidad defensiva, concesiones en el rebote y poco acierto ofensivo eran el reflejo de un equipo que se marchó 23 abajo a falta de diez minutos (47-70). En el último periodo apareció el coraje de los de Malla para tratar de remar a contracorriente (58-74) pero fue en vano ya que cuando el cuadro de David Mangas quiso apretó para vencer sin problemas en un Doctor Juan Carlos Mateo que ha visto volar ya seis partidos de nueve disputados esta temporada.

UDEA se acerca al pozo peligrosamente y todavía tiene que jugar el miércoles en Ourense ante otro de los candidatos al ascenso. Casi nada.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram