Las ‘Guerreras’ se dan un festín en el Mundial ante Kazajistán (16-43)

La algecireña Jénnifer Gutiérrez anotó tres goles en el pase español a la Main Round

El equipo celebra el triunfo. / FOTO: RFEBM

FICHA TÉCNICA:

ESPAÑA (43): Silvia Navarro; Silvia Arderius (5, 2p), Eli Cesareo (3), Sole López (2), Almudena Rodríguez (3), ‘Shandy’ C. Barbosa (3, 1p.), Etxeberría (4); Marta López (10), María Núñez, Jennifer Gutiérrez (3, 1p.), Nerea Pena (2) , Lara González (2), Alicia Fernández (3 p.), Ainhoa Hernández (1), Mireya González (2).

KAZAJISTÁN (16): Poilova (Aitenva y Davydova); Stinikova (1), Rejemetova (3), Pikalova (1), Baranovskaya (1), Abdikhamit (2), Alexandrova (2), Sitnikova, Khardina (1), Abilda (3), Pupchenkova (2), Seitkassym, Jumadilova, Syzdykova.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS: 2-2; 6-2; 8-5; 13-7; 15-19; 19-11 // 24-12; 27-13; 32-14; 36-15; 39-15; 43-16.

ÁRBITROS: Elsaied y Elsaier (Egipto). Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Partido de la cuarta jornada del Mundial Femenino disputado en Yatshushiro ante 2.000 espectadores

FUENTE: MARCA.COM

La selección española se tomó muy en serio al único rival que desentona en su grupo del Campeonato del Mundo femenino, Kazajistán, al que sometió a un castigo implacable y consiguió su mayor goleada en un Mundial (43-16). Es la cuarta victoria seguida de las ‘Guerreras’, que el viernes se jugarán el primer puesto de su grupo con Montenegro, el otro equipo invicto.

La cita con las kazajas se presuponía menos exigente que los tres compromisos anteriores. Un encuentro para administrar y repartir las cargas. Salvo la portera Silvia Navarro, ninguna jugadora estuvo en la pista más de 38 minutos -fue Silvia Arderius, poco utilizada hasta hoy- y la que menos intervino lo hizo un cuarto de hora. También servía para poner en práctica conceptos trabajados, pero que no siempre se pueden ensayar en partidos en los que hay mucho en juego.

Por contra, duelos tan desnivelados suelen desdibujar la imagen del equipo superior, que a poco que baje su concentración y motivación, corre el riesgo de dejarse contagiar por la dinámica que aporta el rival. Eso estuvo a punto de sucederle a España en la primera mitad, a pesar de que la saldó con un claro marcador a su favor (19-11). Pero en un tiempo muerto, su entrenador, Carlos Viver, tuvo que elevar la tensión de sus jugadoras. «Nos van durmiendo, un poco de atención», les dijo. Viver se refería a la tendencia que mostraba su equipo a relajarse cuando las kazajas alargaban sus ataques y terminaban sorprendiendo, sobre todo con los lanzamientos a distancia, su mejor y casi único atributo ofensivo.

España se encontraba muy cómoda aprovechando al contragolpe los regalos que le ofrecía el rival, y haciendo un balonmano más elaborado en ataque posicional, al ritmo que marca Arderius, menos vertiginoso que el practicado en días precedentes. El marcador se abrió en términos lógicos para un partido de guante blanco, en el que nadie quería salir lastimado.

Pero todo se aceleró en la segunda mitad, que se convirtió en un calvario para las euroasiáticas. España puso en práctica una defensa 5:1, apenas utilizada en este Mundial, y la tendencia de las kazajas a perder balones se convirtió en una constante. Las pocas jugadas que consiguieron terminar morían casi siempre en el cuerpo de Navarro, que sumó 13 paradas en esta media hora.

La consecuencia inevitable fue una cascada de contraataques de las ‘Guerreras’ que asaetearon a la portera rival. Once de los 24 goles de esta segunda mitad de España vinieron por esa vía, sobre todo por su carril derecho, donde Marta López y Maitane Etxeberría encontraron una alfombra roja a sus pies (14 tantos entre ambas extremos zurdas).

El partido se convirtió en un monólogo de España, que pudo manejar su banquillo a su antojo, reservando a ‘Shandy’ Barbosa, Alicia Fernández y Lara González, y activando, siquiera unos minutos, a Nerea Pena. Una forma de mantener a todo el equipo implicado para lo que resta de Mundial. Sus cuatro próximos partidos determinarán su destino, pero el de este viernes ante Montenegro se antoja en más importante.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × tres =

Ir arriba