Vicente González, técnico de la Unión Linense de Baloncesto, analizó la visita del sábado a las 18.30 horas a Coín donde el conjunto linense buscará levantarse tras la dura derrota en casa ante Marbella. “Fue un querer y no poder” afirmaba su entrenador que acusó en exceso las bajas de Banys y Balastegui algo que les provocó un contundente tropiezo frente a los marbellíes.

Banys se probará en el entrenamiento de este jueves y Balastegui seguirá baja al menos una jornada más para el viaje a Coín de este sábado donde la ULB quiere repetir el triunfo que cosechó en el primer partido de esta segunda fase. “Es un equipo con jugadores con experiencia en LEB y EBA y hace varios años logró ascender aunque no lo confirmase por motivos económicos”, destacaba el entrenador que entiende que el partido tendrá atractivos pese a no contar para el pase a la Final Four.