Jennifer Gutiérrez lidera el triunfo de las Guerreras (28-30)

La algecireña anotó nueve tantos en el triunfo de España en Hungría
Plantilla de España hoy en Hungría. / FOTO: RFEBM

FICHA TÉCNICA:

HUNGRÍA (16+12): Kinga Janurik y Zsófi Szemerey – porteras- , Nadine Schatzl, Gréta Márton (4), Szimonetta Regina Planeta, Zsófi Szemerey, Petra Vamos (2), Katrin Gitta Klujber (7), Gréta Kácsor, Noémi Háfra (1), Dorottya Faluvégi , Réka Bordás, Csenge Kuczora (1), Viktória Lukács (6), Fanny Helembai, Szandra Szöllosi-Zácsik (7) y Dóra Hornyák.

ESPAÑA (13+17): Silvia Navarro y Mercedes Castellanos – porteras-, Silvia Arderius (1), Eli Cesáreo (1), Laura Hernández, Jennifer Gutiérrez (9), Maitane Etxebarria (5), Lara González, Sole López (2), Alicia Fernández (3), Ainhoa Hernández (2), Irene Espínola (1), Lysa Tchaptchet, Paula Arcos (2), Clara Gascó (1) y Mireya González (3).

PARCIAL CADA CINCO MINUTOS: 3:3, 7:5, 10:8, 12:11, 15:13, 16:13, 17:16, 21:17, 24:19, 25:24, 27:26, 28:30.

ÁRBITROS: Jelena Vujacic y Andjelina Kazanegra (MNE)

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la clasificación para el Europeo 2022 disputado en el Tatabanya Multifunkcionális Sportcsarnok.

CRÓNICA:

Triunfo de las Guerreras ante Hungría (28:30, 16:13 al descanso), con remontada incluida, en el encuentro correspondiente a la tercera jornada de la Fase de Clasificación del Campeonato de Europa 2022, que tendrá lugar en noviembre en Eslovenia, Macedonia del Norte y Montenegro.

El nuevo Tatabanya Multifunkcionális Sportcsarnok acogía el primero de los dos compromisos clasificatorios de la selección española ante Hungría en apenas 4 días. Con el liderato del Grupo 5 en juego, las Guerreras afrontaban un partido trascendental frente a una gran selección como la húngara. El potencial del rival iba a quedar patente nada más comenzar el encuentro, anotando dos tempraneros goles que obligaban a las de Imanol Álvarez a remar contracorriente desde los primeros minutos de juego.

Jennifer Gutiérrez fue la encargada de abrir la lata para las españolas y Mireya González de poner el 2:2 y devolver las tablas al luminoso. Sin embargo, los errores en la circulación y la velocidad del rival al contraataque penalizaron en exceso al combinado español en los 10 primeros minutos, a lo que se le sumaba la exclusión de Eli Cesáreo que iba a dejar al equipo en inferioridad numérica.

La guardameta húngara, Kinga Janurik, se iba a erigir como una de las grandes protagonistas del partido, evitando que España se metiera en el partido y sosteniendo a las suyas para ponerse cuatro goles arriba en el minuto 13 de juego. Reaccionó Imanol con el 10:6 en el  marcador, solicitando un tiempo muerto en el que demandaba mayor intensidad en el repliegue. El técnico español encontró la reacción que buscaba en las suyas y fue Maitane Etxebarria quien iba a anotar tres goles consecutivos que volvía a meter al equipo en el partido.

El nivel defensivo de las Guerreras creció y, con ello, se redujo la diferencia entre ambos equipos sobre la pista. Clara Gascó entraba al 40×20 para debutar y celebrar su primer gol con la selección absoluta, mientras que Silvia Arderius se topaba con el palo para anotar el que hubiera sido el 12:12. En esta ocasión fue el seleccionador húngaro, Vlagyimir Golovin, quien demandaba a las suyas recuperar el nivel mostrado en los primeros minutos de juego, siendo Kinga Janurik la autora de dos paradas salvadoras ante Ainhoa Hernández que hacían posible la victoria momentánea de las húngaras al descanso (16:13).

Hubo que esperar hasta el minuto 35 para volver a ver a España empatada en el marcador, gracias a dos goles de Sole López en los que hizo gala de su velocidad y efectividad anotadora. Aún así, la portería del combinado húngaro aún tenía mucho que decir en el encuentro. Paula Arcos se topaba con Zsófi Szemerey en los siete metros y el conjunto local volvía a crecer sobre la pista, llegando a ponerse 5 goles arriba superado el minuto 40 de partido.

El tiempo corría en contra para las Guerreras que, pese a la significativa diferencia en el marcador, no perdieron la cara al partido en ningún momento. Culpa de ello tendrían las intervenciones de Mercedes Castellanos – que acumularía 10 paradas y un 37% de efectividad al final del partido – y el rendimiento de Jennifer Gutiérrez – máxima anotadora con 9 goles-, sumados a una mejora evidente en la faceta defensiva que redujo la brecha hasta un solo gol a falta de 10 minutos.

Precisamente, la ‘17’ de España asumió la responsabilidad y anotó desde los siete metros el gol que pondría el 28:28 en el marcador. Por si fuera poco, la propia Jenni fue quien robó en la siguiente posesión de las húngaras, llevándose un balón dividido desde el suelo y asistiendo a Maitane Etxebarria, que no fallaba delante de Kinga Janurik y poniendo en ventaja a las españolas con 28:29.

A falta de 30 segundos para que sonara la bocina en el Tatabanya, Imanol Álvarez solicitó tiempo muerto para diseñar la que, a la postre, sería la jugada que daría la victoria a las suyas. Jugando con la ansiedad de las húngaras por robar y correr, Ainhoa Hernández encontró el hueco necesario entre las centrales para recibir el pase de Silvia Arderius y girarse hacia la portería. La pivote española definió como mandan los cánones y puso el decisivo 28:30 con el que España se alzaba hasta la primera posición del Grupo 5.

Será el próximo sábado, 5 de marzo, a partir de las 20:00 h., cuando España se enfrente por segunda vez a la selección húngara en esta Fase de Clasificación para el Campeonato de Europa. Entonces, las Guerreras contarán con el factor cancha a su favor y será el Palacio de Deportes de Santander el que empuje para continuar invictas en el grupo y seguir afianzadas en el liderato.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram