Algeciras y Balona se citan mañana en el Clásico más atípico (Dom 12.00 horas)

400 espectadores presenciarán in-situ el partido más esperado del año

Ambos equipos se saludan en el Clásico de 2019. / FOTO: DAM

Llegó la hora. Más de un año después por fin vuelve el Clásico del Campo de Gibraltar. Algeciras CF y Real Balompédica Linense se ven las caras este domingo (12.00 horas, Nuevo Mirador) en el duelo de rivalidad más atípico de los últimos años marcado por la pandemia del coronavirus y que provocará que apenas 400 aficionados rojiblancos vayan a poder presenciar el partido en directo en las gradas.

El partido llega después de un aplazamiento por los positivos en el conjunto de La Línea de la Concepción que obligaron a posponer un duelo fijado inicialmente para el 13 de diciembre. Con los debidos tests realizados en una y otra plantilla sin sobresaltos, es hora de rendir cuentas en lo deportivo en un choque vital para los dos equipos.

Unos, los que están por arriba, para dar un golpe encima de la mesa y seguir agrandando esa primera plaza incontestable que hasta la fecha suma el Algeciras de Salva Ballesta con 19 puntos de 21 posibles. Los albirrojos llegan sin más bajas que la conocida del recién incorporado Ramón García que no estaba inscrito en la fecha del partido. ‘Ha sido la mejor semana de entrenamientos desde que estoy aquí’, aseguró el preparador algecirista que tiene a su equipo entrenando sin descanso desde el pasado domingo 27 de diciembre.

Las estadísticas juegan a favor de los de La Menacha que han perdido tan solo uno de los últimos diez Clásicos ante su eterno rival que únicamente pudo ganar en Algeciras en la temporada 2010/11 por 0-2.

En la Balona, obligación manifiesta de ganar o ganar para no meterse en más problemas. Superado el Covid-19 así como la eliminación copera in-extremis en Haro en puertas de la Nochebuena, los pupilos de Antonio Calderón, que tendrán la baja de Nacho Huertas, por el mismo motivo que el rojiblanco Ramón, necesitan un triunfo que les saque de la parte baja tras apenas haber sumado 9 puntos en siete jornadas con un balance de cuatro goles a favor y cinco en contra.

Los dos triunfos de los linenses han llegado lejos del Municipal ante Marino y Cádiz B pero los datos dejan de ser positivos tras una racha de cuatro partidos sin ganar en la competición doméstica. No se esperan muchos cambios en el once de los blanquinegros en un partido que tendrá el morbo de la vuelta del ex-algecirista Antoñito a la que fue su casa.

El partido lo pitará el extremeño García Gómez.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + diez =

Ir arriba