25 años de un sueño: la Ryder Cup de 1997

El Andalucía Masters vuelve al Real Club Valderrama
Golfistas españoles con la Copa. / FOTO: Getty Images

Hay competiciones, no muchas, cuya importancia trasciende lo meramente deportivo y son capaces de influir en la evolución de un deporte o incluso de todo un país. España ha tenido la suerte de acoger alguna de estas citas, como el Mundial de fútbol de 1982, los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona en 1992 y la Ryder Cup disputada en 1997 en el Real Club Valderrama, sede del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters. Del 13 al 16 de octubre los espectadores que acudan al recorrido de Sotogrande tendrán la oportunidad de disfrutar de esta cita del DP World Tour, la mejor dotada económicamente de las tres que se celebran en nuestro país, y recorrer los mismos hoyos a los que se enfrentaron jugadores como Tiger Woods, José María Olazábal, Fred Couples o Nick Faldo en aquel duelo histórico en el que se impuso el equipo europeo capitaneado por Seve Ballesteros.Aquella Ryder Cup, la primera disputada en Europa continental, marcó un punto de inflexión en la popularización del golf en nuestro país y sirvió de espectacular espaldarazo para la promoción de España, Andalucía y la Costa del Sol como destinos turísticos y deportivos, beneficios que se siguen cosechando 25 años después. Además, aquella Ryder Cup que recaló en el Real Club Valderrama gracias a los esfuerzos de Jaime Ortiz-Patiño y el apoyo de un buen número de patrocinadores institucionales y privados, está indisolublemente unida a la figura de los dos números uno que ha tenido el golf español a lo largo de su historia: Seve Ballesteros y Jon Rahm.Seve Ballesteros, transformador del actual DP World Tour, se puso a los mandos del equipo europeo (en el que figuraban José María Olazábal y Nacho Garrido como jugadores y Miguel Ángel Jiménez como vicecapitán) y su meticuloso enfoque fue imprescindible para llevar al equipo europeo hasta la victoria final ante Estados Unidos. El triunfo por 14 ½ -13 ½  quedó refrendado en el último hoyo del último partido de la última jornada cuando Colin Montgomerie concedió el último putt a Scott Hoch y logró medio punto imprescindible.“Para mí fue una Ryder Cup muy especial: después de todas las que habíamos compartido Seve y yo formando pareja, era la primera vez que jugaba con él como capitán. Seve estuvo pendiente de todo. Nos exigió mucho, lo mismo que siempre se había exigido a sí mismo y estuvo encima de todos los jugadores. Seve estudió el juego del equipo estadounidense en profundidad y preparó el campo de manera que todos jugásemos desde la misma zona para tener las mismas oportunidades, y con la ayuda del “Pisha”, su mano derecha, acertó de lleno en la elección de las parejas. Nos transmitió la pasión que ponía en todo lo que hacía y fue un gran capitán”, recordaba José María Olazábal en el vigésimo aniversario de la Ryder Cup de 1997.Aunque Jon Rahm no era más que un tierno infante que no cumplía aún tres años cuando se jugó la Ryder Cup en Valderrama, su futuro deportivo también lo marcó aquella competición.“Unos amigos de mi padre estuvieron en la Ryder Cup de 1997. Al volver, le animaron a jugar y nos apuntamos a la escuela de Eduardo Celles. Así empezó todo, si no es por esa Ryder Cup, probablemente no estaría aquí”, explicaba Rahm en su primera aparición en el Estrella Damm N.A. Andalucía Masters. Aquel viaje de los amigos de Edorta y Ángela, padres de Jon Rahm, fue decisivo para encaminar sus pasos, y los de sus hijos, hacia el golf, algo que también ha cambiado la historia de este deporte en nuestro país.Por su parte, Rahm siempre ha señalado a Seve Ballesteros como faro y referencia.«No me tomo como una presión el hecho de que me vean como un revulsivo para el golf, para mí es una motivación. Me encantaría poder ayudar al golf, aunque sea una pequeña parte de lo que hizo Seve en su momento. Juego gracias a él y a la Ryder Cup de 1997 en Valderrama», explicaba en el Open de España de 2018.El recorrido diseñado por Robert Trent Jones Sr., el mejor de España según las publicaciones especializadas más prestigiosas, lleva desde 1988 acogiendo torneos de primer nivel como el Volvo Masters, pero se consagró en aquella gloriosa e inolvidable Ryder Cup. 25 años después, los espectadores podrán volver a vivir momentos únicos en la octava edición del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters, que cuenta con una completa oferta de entradas con pases individuales para cada día, bonos para las cuatro jornadas o abonos para el fin de semana, con tarifas preferentes para federados y acceso gratuito para menores de 13 años. . Las entradas para la edición de 2022 se pueden adquirir en edamgolf.es, en el menú Entradas de la web del torneo o directamente en el apartado de Tickets de la web del DP World Tour.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram