La Balona vende cara su piel en Riazor (2-1)

Los balonos tutean al Deportivo pero sucumben en el segundo acto
Un momento del partido. / FOTO: RCD

FICHA TÉCNICA:

DEPORTIVO DE LA CORUÑA (2): Mackay; Antoñito (m.75, Trilli), Lapena, Jaime, Raúl Carnero, Bergantiños, Villares, Quiles, Mario Soriano (m.83, Isi Gómez), Víctor Narro y Santamaría (m.67, Rubén Díez).

REAL BALOMPÉDICA LINENSE (1): Varo; Jesús Muñoz, Morante, Masllorens, Loren (m.76, Joao Pedro), Nacho Heras, Koroma (m.63, Alu Koroma), Antonio Romero, Toni García (m.76, Yassin Fekir), Delmonte y Omar (m.63, Álex guti).

ÁRBITRO: Pérez Muley, de Madrid. Amonestó por parte local a Antoñito y Villares y por parte visitante a Antonio Romero y Nacho Heras.

GOLES: 0-1 (m.29, Delmonte); 1-1 (m.57, Mario Soriano); 2-1 (m.68, Mario Soriano).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 2º jornada del Grupo 1 de Primera RFEF disputado en el Estadio de Riazor ante 15.270 espectadores.

CRÓNICA: La Real Balompédica Linense ha sucumbido en su visita a La Coruña frente al Deportivo por 2 goles a 1 en un partido donde los de Alberto Monteagudo tutearon a un gigante en apuros pero no fue suficiente.

Los de La Línea salieron mandones a Riazor. Toni García ya avisaba de las intenciones de los blanquinegros en el minuto 3 con un disparo que salvó Mackay con una gran intervención y poco después era Nacho Heras el que remataba por encima del larguero.

El Dépor, demasiado tranquilo en el inicio de partido, como esperando a que la cosa pasara por simple inercia con la pegada tan bestial que tiene, empezó a ponerse nervioso porque la Balona jugaba más y mejor sobre la hierba. De hecho logró hasta el reto de adelantarse en el marcador tras un tanto de Delmonte a la media hora tras un saque de esquina.

El equipo, en parte por el escenario y en parte por el rival, fue empezando a ceder metros a su rival que poco a poco fue metiéndole en su parcela. Quiles, Raúl Carnero… empezaban a sucederse las acometidas para los coruñeses que en dos chispazos en la segunda mitad le dieron la vuelta al partido.

Mario Soriano hizo el empate en el 57 cruzando de manera inapelable una dejada de Quiles y once más tarde de nuevo Soriano aprovechó una mala entrega de Morante para remontar el encuentro. Los blanquinegros trataron de morir matando pero el cuadro de Borja Jiménez acabó cerrando sin excesivos problemas un buen segundo tiempo que les bastó para ganar casi con lo puesto a una Balona voluntariosa pero que terminó por sucumbir su primer revés del curso.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram