FICHA TÉCNICA:

UDEA ALGECIRAS (79): Edmond Koyanouba (5), Javi Fernández (8), Andrew Kelly (27), Rubén Perea (5), Juanmi López (8), Sergio Malla (1), Ismael Auchel, Miki Ortega (14), Jabs Newby (4), Sam Buxton (7).

MEGACALZADO ARDOI (60): Nico Uriz (6), Aitor Rivero, Chej Ainatu (4), Andrés Zabaleta (10), Fran Eguilaz, Pablo López (2), Markel Bidaurre, Rafa Matos (12), Héctor Narváez, Anton Savitski (9), Nacho Urtasun (13), Aingeru Ochotorena (4).

ÁRBITROS: Valle Iglesias y Acevedo Perera. Excluyeron por cinco faltas personales al visitante Chej Ainatu.

PARCIAL CADA CUARTO: 23-13; 18-18; 21-15; 17-14.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada de la segunda fase de la Liga EBA disputado en el Ciudad de Algeciras ante unos 1.500 espectadores.

CRÓNICA: UDEA Algeciras lo ha logrado y ha festejado a la primera el ascenso a LEB Plata después de imponerse por 79-60 a Megacalzado Ardoi en un triunfo que le permite vivir un brillante ascenso tras enfrentarse este sábado los otros dos equipos que pelearán por la segunda plaza del Grupo 3, Ardoi y Estudiantes y a los cuáles el equipo udeista tiene ganados el basket-average.

La segunda batalla en dos días no fue sencilla de primeras por mucho que los hombres de Javier Malla se encargaran de hacerlo así porque a pesar de que los diez primeros minutos dejaron un 23-13 favorable a los algecireños la sensación era de que había que mejorar mucho para llevarse el choque.

Ardoi, que llegaba de tapado a la cita, reaccionó y frenó en defensa a los udeistas con un parcial de 3-10 en cuatro minutos que les situó a tres puntos (26-23). De hecho, los navarros tuvieron un contraataque para ponerse a uno pero ahí apareció la figura de Jabs Newby para colocar un soberano tapón y en la siguiente jugada ceder a Kelly para que aniquilase el aro rival de tres.

A partir de entonces se sucedió un parcial de 14-2 para UDEA que se marchó en el marcador a muy poco del descanso (40-25). Ahí entró en acción la mano de Anton Savitski para meter a los suyos a diez al intermedio. El partido seguía competido y los de Jota Unzué no dieron su brazo a torcer llegando a situarse a cinco puntos (43-38, m.22). Pese a ello, los algecireños querían romper el partido ante los suyos y con un rápido parcial de 6-0 se marcharon de nueve en el marcador en el preludio de la fiesta final (55-43, m.27) después de un triple de Rubén Perea. E

l cuarto se cerró con +16 para el bando udeista, la máxima diferencia en el marcador a falta del último cuarto en el que Malla aprovechó para dar minutos a todos sus jugadores y poder festejar por todo lo alto el 79-60 final que supone un éxito que vuelve a situar a Algeciras en lo más alto del baloncesto nacional.