FICHA TÉCNICA:
CAM ENRIQUE SOLER (76): Jeremiah Davis (17), Raphell Dontha Smith (12), Carlos Platero (2), Luis García (5), Javier González (4), Miguel Muriana (3), Alberto Artiles (4), Dani Terrón (3), Dusan Kostic (6), Erikas Kalinicenko (20).
UDEA ALGECIRAS (74): Edmond Koyanouba (14), Javi Fernández (9), Rubén Perea (12), Juanmi López, Sergio Malla, Miki Ortega (30), Sam Buxton (9).
ÁRBITROS: Arresa Quintero y Ávila Rodríguez. Sin eliminados.
PARCIAL CADA CUARTO: 17-22; 18-20; 22-17; 19-15.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la sexta jornada de la segunda fase de la Liga EBA disputado en el García Pezzi ante unos 300 espectadores.
CRÓNICA: Derrota de UDEA Algeciras por un ajustado 78-76 en tierras norteafricanas ante el CAM Enrique Soler en un partido muy intenso que se decidió en los últimos segundos con un triple fallado en la última posesión por Javi Fernández que podía haber consolidado a los algecireños en la primera plaza.
UDEA acudía bajo mínimos a la cita en Melilla que le podía dar la posibilidad de dar un paso de gigante por el liderato en solitario del Grupo D después de las bajas por lesión de Stachovskij, Newby, Kelly y Samu Ortiz, ésta por motivos laborales. Pese a ello, los de Javier Malla salieron lanzados al partido en el García Pezzi con un triple de Javi Fernández y otro de Miki Ortega que les puso 6-9 en el marcador a los cuatro minutos de juego.
La reacción norteafricana no se hizo esperar porque el ritmo que el técnico local Javier Nieto quería imponer al partido era de velocidad constante para desgastar a los algecireños. Malla paró el partido tras dos pérdidas seguidas que igualaban el duelo a 13 a dos del final del primer cuarto. Un triplazo con dos adversarios encima de Javi Fernández ponía +5 a los udeistas al término de los diez primeros minutos (17-22).
Estaba cómodo UDEA Algeciras sobre la cancha y lo demostraba un Miki Ortega que cuajó un primer tiempo soberbio con 18 puntos. Precisamente un triple y una canasta a una mano del linense lanzaban ocho arriba a los visitantes que vieron como de poder marcharse aún más en el marcador, el conjunto de Enrique Soler estrechaba las diferencias a solo dos (30-32, minuto catorce). Pese a ello, el equipo acabó de forma insuperable el primer tiempo marchándose con siete de ventaja al descanso (35-42) y todo por decidir.
La reacción de los melillenses llegó nada más comenzar el tercer cuarto con un parcial de 12-2 que obligaba a Javier Malla a parar el partido (47-44, minuto 24). Pese a ello, los udeistas no se desengancharon del partido y con la tarea de un Kouyanouba que compitió los cuarenta minutos sin descanso (14+14) acabaron marchándose al final del tercer cuarto con un 57-59 que dejaba el partido muy abierto para los minutos finales.
Allí de nuevo el desacierto fue la tónica en los de la calle Susana Marcos a los que las fuerzas empezaban a flaquear después de competir con seis jugadores todo el partido más allá de los escasos tres minutos que tuvo Sergio Malla en pista. 68-65 vencía el Enrique Soler a seis del final pero llegó la reacción del barreño Rubén Perea que con dos triples consecutivos ponía a los suyos uno arriba a falta de 2.30.
El minuto decisivo fue de infarto. Buxton anotó un triple a 30 segundos (76-74) y Javi Fernández cometía falta sobre Kalinicenko que erraba sus dos lanzamientos y la jugada acababa en una simple falta de Donta Smith que no llevaba a UDEA a tiros libres al no estar en bonus. La reacción del americano de CAM Enrique Soler fue muy acelerada pero los árbitros no señalaron técnica. En la posesión final Javi Fernández erró su tiro y la victoria se quedó en Melilla.
El basket-average se iguala y se mira entonces los puntos a domicilio donde UDEA Algeciras suma más a favor pero ahora mismo la clasificación pone a los melillenses un triunfo arriba en la clasificación y la Final Four a un pasito. Mucho mérito el del equipo algecireño.