Ya se conocen las fechas en las que se van a disputar la Liga LEB Plata en la temporada 2019/2020 en la que se espera que UDEA Algeciras esté presente al ganar su plaza en la final a 4 disputada en Algeciras. Ésta arrancará del 21 de septiembre al 2 de mayo mientras que la fase de ascenso se jugarn entre el 9 y el 30 de mayo.

En la competición se han previsto dos parones de dos fines de semana que coincidirán con la disputa de las dos ventanas FIBA, el primero de ellos será entre el 25 de noviembre y el 3 de diciembre, y el segundo entre el 17 y el 25 de febrero.

La Liga LEB Plata 2019/20 estará compuesta por un total de 24 equipos que se dividirán inicialmente en dos grupos de 12 para conformar las Conferencias Este y Oeste. De este modo, cada grupo disputará un total de 22 jornadas de competición en sistema de liguilla (ida/vuelta) que extenderán la primera fase entre el 21 de septiembre de 2019 y el 15 de febrero de 2020.

A su conclusión, los seis primeros clasificados de ambas conferencias pasarán al Grupo A1 con el ascenso como objetivo mientras que los 6 últimos pasarán a un Grupo A2 en el que sus integrantes lucharán por la permanencia en la categoría.

Una vez en ese punto, ambos grupos disputarán 12 jornadas en las que se arrastrarán los resultados de los duelos directos contra equipos procedentes de la misma conferencia. En ellas, los integrantes del Grupo A1 lucharán por una primera plaza que entregará al campeón de Liga la primera plaza de ascenso a la Liga LEB Oro mientras que los equipos clasificados entre la segunda y la octava plaza se clasificarán, junto al líder del Grupo A2, para unas eliminatorias por el ascenso que tendrán este año cuatro integrantes más respecto al pasado curso.

De este modo, la Liga tendrá una nueva ronda de cuartos de final (ida/vuelta) que precederá a unas semifinales (ida/vuelta) en la que los vencedores se harán con las dos últimas plazas de ascenso.

Entre medias, la competición disputará la Final de la Copa LEB Plata en la noche del 28 de diciembre, que enfrentará sobre el parqué a los primeros clasificados de ambas conferencias al término de la primera vuelta. Una final que, esta temporada, se disputará en casa del equipo que logre clasificarse desde la Conferencia Oeste.

Y si importantes serán las novedades de cara al próximo curso en lo que al sistema de competición se refiere, no menos destacables serán las modificaciones relativas al diligenciamiento de jugadores, con el único objetivo de promocionar a los jugadores nacionales.

Así, a partir de esta temporada se limitará el número de jugadores extranjeros no comunitarios a un máximo no obligatorio de dos, promoviéndose a su vez la reducción del 20% en las cuotas a aquellos equipos que cuenten con 6 jugadores nacionales en plantilla añadiendo un 5% adicional si, además, dos de ellos pertenecen a jugadores Sub-22.

Entre los cambios más destacados de cara al próximo curso figura aquel que llevará a los equipos de Liga LEB Plata a mantener en el terreno de juego y durante todo el tiempo de juego a al menos un jugador de formación de los que integran el acta del encuentro.

Los esfuerzos de los directivos del UDEA se centran, en primer lugar, en buscar los 54000 euros necesarios para el aval exigido por la Federación Española de Baloncesto. Por otro lado, y también para antes del 4 de julio, UDEA debe hacer frente a un pago de 17500 euros en concepto de inscripción del equipo en la liga.