La Real Balompédica Linense abre el año de fútbol en el Municipal este lunes a partir de las 12.00 horas recibiendo al FC Cartagena en uno de los grandes partidos de la jornada en el Grupo IV y que ahora cobra mayor trascendencia después del pinchazo del Melilla frente al Ibiza que podría situar a los blanquinegros a un punto de la segunda posición.

La plantilla regresó al trabajo el pasado miércoles con todos sus efectivos a punto, incluido Tarsi que se ejercitó como uno más tras su fichaje procedente de la AD San Juan del grupo aragonés. El mediocentro podría ser una de las novedades en la lista de 18 para el encuentro de mañana donde Jordi Roger tendrá la baja de Gastón Cellerino por sanción lo que le obligará a realizar cambios en la parcela ofensiva.

Una Balona que espera mantener sus buenos guarismos de esta temporada que le han llevado a encajar únicamente una derrota en 18 partidos y a situarse cuarta en la tabla clasificatoria. Por ello, y el día festivo que se conmemorará este lunes, se prevé un gran ambiente en el Municipal para recibir a uno de los candidatos al ascenso y que se quedó a las puertas el curso pasado.

El Cartagena llega dirigido por el ex-portero Gustavo Munúa y arrastra uno de sus mejores momentos de la temporada con seis victorias en siete partidos que le han llevado a situarse con 36 puntos. Los departamentales tienen hasta cinco dudas en la convocatoria y poseen una de las plantillas más potentes de toda la Segunda B con jugadores de la talla de Rubén Cruz, Aketxe o Santi Jara, entre otros.

El encuentro estará dirigido por el madrileño Ortiz Arias.