El técnico del CD San Roque lamentó que el partido se les escapase después de jugar la media hora con uno menos en el césped y asume que “cualquier fallo nos provoca un gol o una ocasión de peligro” pero “no podemos bajar los brazos”, aseguró el preparador rojillo que espera que el equipo se reponga de cara al duelo ante la Valverdeña.

“Hemos merecido ganar y hemos empatado, son dinámicas y no hay otra”, afirmó resignado.

AUDIO ANTONIO LÓPEZ ROTEÑA