FICHA TÉCNICA:
REAL MURCIA (0): Mackay; José Ruiz (m.76, Jeisson), Forniés, Charlie, Maestre, Hugo, Parrás (m.72, Josema), Armando, Chumbi, Miñano, Manel (m.63, Curto).
REAL BALOMPÉDICA LINENSE (2): Javi Montoya; Sergio, Pierre, Carrasco, Kibamba (m.65, Joe), Sana, Gato, Tarsi, Gastón, Pirulo (m.80, Carlos Expósito), Juampe (m.71, Ahmed).

ÁRBITRO: Carbonell Hernández (Colegio Valenciano). Amonestó por parte local a Maestre.

GOLES: 0-1 (m.75, Pirulo, de penalti); 0-2 (m.89, Gastón).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 29º jornada del Grupo IV de Segunda División B disputado en el Estadio Nueva Condomina ante unos 5.000 espectadores.
CRÓNICA: La Real Balompédica Linense ha sumado un valiosísimo triunfo este domingo al imponerse por 0-2 al Real Murcia en Nueva Condomina en un práctico partido del conjunto blanquinegro que supo sacar en la recta final de partido y enlaza así su cuarta jornada sin perder para asomarse un poquito más hacia los puestos que dan acceso a la Copa del Rey.
Los hombres de Jordi Roger acudían a casa de un equipo en apuros que estaba dispuesto a romper su mala racha y como tal salió a por todas. Parrás la tuvo en el 7′ en la primera importante para los pimentoneros que se toparon con Javi Montoya que salvó el 1-0. Fue prácticamente la única intentona reseñable durante los primeros 45 minutos donde el Murcia llevó más balón por campo contrario pero sin profundidad.
Un cabezazo blando de Manel en el minuto 26 fue lo más potable de los de casa que vieron como Pirulo casi adelanta a la ‘Recia’ a tres del descanso pero el disparo del barreño encontró la buena oposición del meta Mackay que evitó el gol balono. Poco más que rascar en un 0-0 tan cerrado como justo al descanso.
En el segundo acto de nuevo los pupilos de Javi Motos salieron enchufados y perdonaron el gol en un remate forzado de Manel tras un centro raso desde la izquierda cuando corría el 50 de juego. Cuatro después fue el área contraria el que casi ve a la Balona adelantarse en Nueva Condomina que rechazó un buen chut cruzado de Juampe.
El encuentro estaba abierto por ambos lados y por mucho que los murcianistas intentaran ponerle corazón al partido, lo cierto es que cuando un equipo está en la situación que está, todo se le vuelve en contra, y no fue menos este domingo cuando a los 74 minutos una caída dentro del área que defendía Mackay fue decretada como penalti y Pirulo ponía por delante a los de Roger.
Los granas se fueron con todo al ataque y rozaron el empate con un testarazo de Chumbi que replicó Montoya con una estirada espectacular que evitó el empate y con la Balona como más cómoda se encuentra, al contragolpe, no tardó en caer el 0-2 en el último minuto de partido con una asistencia de Gato que aprovechó Gastón Cellerino para empujar el segundo que selló por segundo año consecutivo un brillante triunfo en Murcia que sitúa a los blanquinegros sextos con 45 puntos.