FICHA TÉCNICA:
MARBELLA FÚTBOL CLUB (2): Godino; Rafa Muñoz, De Los Reyes, Lolo Pavón, José Cruz, Faurlín, Juanma García (m.84, Montero), Álex Bernal (m.76, Elías), Juergen, Añón (m.68, Mustafá), Samu Delgado.
REAL BALOMPÉDICA LINENSE (0): Javi Montoya; Sergio Rodríguez (m.67, Buba), Joe, Carrasco, Pierre, Gato, Tarsi, Sana, Ahmed (m.67, David Moreno), Pirulo (m.61, Juampe), Gastón.
ÁRBITRO: Orellana Cid (Colegio Sevillano). Amonestó por parte local a Álex Bernal, Lolo Pavón, Samu Delgado y por parte visitante a Ahmed, Sergio Rodríguez.

GOLES: 1-0 (m.38, Juanma); 2-0 (m.64, José Cruz).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 33º jornada del Grupo IV de Segunda División B disputado en el Lorenzo Cuevas ante unos 800 espectadores.

CRÓNICA: La Real Balompédica Linense sigue empeñada en emborronar la magnífica primera vuelta de competición que se había marcado tras otra derrota significativa por 2 tantos a 0 en Marbella. Los blanquinegros no arrancan en este 2019 y la Copa del Rey se antoja ya casi como una quimera en un equipo que no le gana a nadie.
La puesta en escena de los hombres de Jordi Roger no fue del todo negativa en el Lorenzo Cuevas con la presencia de Ahmed como principal novedad. Lolo salvó una buena contra de los blanquinegros en el 3′ que vieron como Juanma, un incordio durante todo el partido, probaba un buen disparo que salió rozando el poste cinco minutos más tarde.
El partido estaba igualado pero sin excesivas oportunidades y prácticamente en la primera peligrosa que tuvo el Marbella, a la cazuela. Cuestión de dinámicas, quizás. Un balón de Juergen a siete del descanso sobre el primer palo lo remachó Juanma al fondo de la red para poner por delante a los costasoleños que aguantaron sin problemas hasta el paso por la caseta.
Nada más salir de vestuarios la Balona pudo igualar el partido en un mano a mano de Gato que no acertó con la portería y es que cuando no está de Dios… y ahí los marbellíes se hicieron más fuertes que nunca. Primero con un remate de Faurlín que salvó Montoya en el 51′ y después con el segundo que prácticamente le ponía el lazo el partido en un remate de José Cruz a la salida de un córner que hacía el 2-0.
Roger movió el banquillo buscando una reacción en los suyos pero el equipo estaba fundido mentalmente sobre el terreno de juego. Y gracias que Mustafá perdonó el tercero cuando se birló a toda la defensa linense, sino la tragedia podía haber sido mayor. Los locales aprovecharon la endeblez defensiva de los balonos para buscar ahondar en la herida en la recta final pero el marcador no se movió más.
Nuevo revés para la Balona que suma uno de los últimos doce puntos en juego y que sigue acumulando decepciones a falta aún de cinco jornadas para el final de la liga.