Jordi Roger, técnico de la RB Linense, señaló en la previa del duelo del domingo ante el San Fernando las sensaciones de su vestuario tras la derrota en El Ejido y donde las ganas son la nota manifiesta. «La derrota nos dolió mucho pero sólo nos queda mirar hacia adelante aunque el lunes aún teníamos las caras largas por cómo perdimos un partido que teníamos controlado», afirmaba el preparador catalán que ve otra oportunidad en el derbi provincial de esta semana.

«Lo que más me dolió fue perder un partido que no supimos matarlo», destacó Roger que entendía que si hacían el 0-2 en el Santo Domingo antes del descanso la historia hubiese sido distinta, tal y como reconoció su entrenador que lamentó que derrotas como la de Jumilla o la de este pasado fin de semana hayan hecho que la Balona no pelee por más cosas este año.

Sea como fuere, la plantilla, que perderá a Kibamba para el duelo de este fin de semana, se motiva para derrotar a la revelación del Grupo IV. «El San Fernando te exige muchísimo, compiten de maravilla y están donde están por méritos propios», resaltaba el entrenador que valora el mérito que tiene el cuadro dirigido por Pepe Herrera que es quinto en la clasificación. «Compiten bien, maduran los partidos..» expresó un Jordi Roger que evita mirar a las estadísticas que indican que los isleños suman dos meses sin ganar lejos del Iberoamericano.