Jordi Roger, técnico de la RB Linense, analizó el empate de este domingo ante el Almería B y en el que hizo referencia al “miedo” que tuvo su equipo durante los primeros 45 minutos tras tres derrotas consecutivas. “Hemos estado algo fríos pero en la segunda parte con más corazón que cabeza nos ha costado. Me quedo con romper la racha de derrotas”, destacó el preparador.

Cuestionado por la falta de mordiente del equipo, Roger asumía que la plantilla ha estado algo atenazada. “Hemos priorizado el no volvernos locos, había que tener orden y lo que nos ha llevado a estar ahí”, señalaba. La baja de Pirulo a última hora por molestias de espaldas se notó en el juego de la Balona. “Nos da esa cosa diferente y no lo hemos tenido”, asumió.

“Ahora es cuando necesitamos a la grada más que nunca”, rogó el técnico que pidió el aliento de los aficionados durante los 90 minutos después del quinto pinchazo consecutivo de los blanquinegros que han sumado 2 de los últimos 15 puntos en juego. El catalán afirma que desde mañana trabajarán por revertir la situación de cara a la visita al Atlético Malagueño el próximo domingo a las 12.00 horas.