Jordi Roger, técnico de la Real Balompédica Linense, compareció este jueves en la previa del duelo del sábado a las 18.00 horas frente al Marbella FC donde resaltó que ha sido una semana complicada porque el equipo ha perdido el tren «de seguir soñando con algo grande» pero insta a seguir mirando hacia adelante para recuperar la senda de la victoria.

«Hay que ser conscientes de que aún nos estamos jugando mucho» afirmaba el catalán que espera que su equipo «no se deje ir» en estas seis jornadas finales de liga. Roger asume que el equipo está «viviendo de la primera vuelta» a pesar de que no sufrirán tanto como en la pasada temporada y que eso acaba cayendo en el conformismo. «Tenemos que querer más y más», resaltó el preparador que insta a luchar hasta el final.

«Llevamos desde enero hablando de la temporada pasada y eso genera un entorno de negatividad que no es normal», manifestaba de forma molesta el entrenador de la Balona por las constantes menciones al curso pasado. Cuestionado por la ilusión de la gente con la gran primera vuelta del equipo, Jordi Roger expresa que «no hemos sabido darle continuidad. «Hay que aprender de los errores si no no avanzas en la vida», añadía antes de referirse también al partido del sábado.

«Espero la mejor versión nuestra, tenemos enfrente a un equipo con la flecha hacia arriba pero es fútbol, fuimos a casa de un equipo con quince partidos sin ganar y perdimos, el fútbol es impredecible», concluyó.