El guardameta de la Real Balompédica Linense, Javi Montoya, analizaba el estado del grupo después de la mala racha de resultados que acumula el conjunto blanquinegro que ha sumado una victoria en los últimos ocho partidos. “Esta semana no vamos a descansar y somos conscientes de lo que tenemos que hacer para llevarnos los tres puntos el domingo”. “Tenemos que ser más que nunca un equipo”, resaltó el riojano que asume que no salieron a tono en Sevilla donde cayeron por 2-0 ante el filial hispalense. “A raíz del gol espabilamos pero no estuvimos bien. Hemos analizado el partido y hay que evitar que esos errores se repitan ante el Sanluqueño”.

Montoya lamenta que la mala fortuna también se haya adueñado de la Balona en las últimas semanas. “Estamos teniendo esos rechaces en jugadas clave que ahora tampoco nos favorecen, al contrario de lo que sucedió en la primera vuelta”, destacaba el meta que no tilda la situación de “catastrófica” pero entiende que hay que cambiar la dinámica. “No hay que acordarse de lo del año pasado y sí de los puntos del Sanluqueño. Tenemos que sacar los puntos y hacerlo de una manera que nos refuerce”, apuntaba uno de los pesos pesados del vestuario del Municipal.

El equipo dispondrá después de cinco semanas de la tribuna del Municipal para todos sus aficionados que esperan ver una victoria de los suyos en casa, algo que no sucede desde hace dos meses. “El del domingo es el partido más importante que tenemos, ya vendrá el del Villanovense, pero hay que ser conscientes que trabajando como equipo lo vamos a conseguir”, concluyó.