La Real Balompédica Linense recibe este domingo a las 17.00 horas a la UD Almería B en el Municipal de La Línea en una cita importante para los intereses de los linenses después de enlazar cuatro partidos sin ganar y tres derrotas consecutivas que han hecho que el equipo de Jordi Roger se sitúe octavo en la clasificación y con unas sensaciones agridulces.

Después de la remontada encajada en Jumilla, el conjunto blanquinegro ha tratado de recuperar la tendencia de la primera vuelta y asumir que la mala racha que atraviesa el equipo se acabe esta jornada. Después de la llegada de Buba, que podría debutar este fin de semana, la Balona anunció después del penúltimo entreno la salida de Kike, el delantero sevillano que no contaba con la confianza de su entrenador.

El partido tendrá una connotación especial y es que debido a las obras de demolición de la visera de la Tribuna del Municipal los aficionados deberán presenciar el encuentro en la grada de Preferencia para lo cual se habilitarán dos entradas para el acceso del público. Se espera que para el encuentro del 10 de febrero ante el Melilla se recupere la normalidad en el Estadio.

Llegará un Almería B con muchas urgencias porque el filial dirigido por Esteban Navarro es penúltimo con 16 puntos, está a siete de la salvación y todavía no conoce la victoria lejos de los Juegos del Mediterráneo. Pese a ello, los almerienses vienen de igualar un 0-2 frente al Talavera y que les dota de moral para intentar aferrarse a la salvación con un triunfo en La Línea.

El duelo lo pitará el granadino Ruiz Aguilera.