FICHA TÉCNICA:

ESPAÑA (3): Antonio Sivera; Aarón Martín, Jesús Vallejo (m.46, Jorge Saenz), Carlos Soler (m.75, Manu Vallejo), Mikel Merino, Mikel Oyarzabal (m.75, Alfonso Pedraza), Pedro Porro, Rafa Mir (m.63, Borja Mayoral), Dani Olmo (m.80, Pablo Fornals), Marc Roca, Pau Torres.

AUSTRIA (0): Kreidl (m.46, Patrick Pentz), Mathias Honsak, Dejan Ljubicic, Kevin Danso (m.68, Dominik Baumgatrner), Marco Friedl, Marko Kvasina (m.68, Sasa Kalajdzic), Sandi Lovric, Maximilian Ullmann (m.46, Sasha Horvath), Dario Maresic, Patrick Schmidt, Sandro Ingolitsch.

ÁRBITRO: Luis Branco (Portugal). Amonestó por parte visitante a Kreidl y Sandi Lovric.

GOLES: 1-0 (m.52, Carlos Soler); 2-0 (m.61, Carlos Soler); 3-0 (m.81, Marc Roca).

INCIDENCIAS: Partido amistoso internacional disputado en el Estadio Nuevo Mirador ante unos 7.500 espectadores. Lleno absoluto.

CRÓNICA: Gran tarde de fútbol la que ha brindado la Selección Española Sub-21 en Algeciras donde se ha impuesto en un amistoso por 3 tantos a 0 al combinado de Austria en un partido donde los chicos de Luis de la Fuente fueron de menos a más y en el que sacaron a relucir todo su arsenal durante el segundo periodo donde un doblete de Carlos Soler y un tanto de Marc Roca llevaron la fiesta a las gradas de un Nuevo Mirador que presentó un lleno hasta la bandera.

No defraudó el plantel de estrellas que a primera hora de este lunes llegó a la ciudad y que salió de inicio con jugadores de la talla de Mikel Merino, Soler, Oyarzábal o Jesús Vallejo, entre otros y que muy prontito estuvieron a punto de adelantarse en el marcador con un tanto de Rafa Mir en el minuto 12 pero su remate salió rozando el poste tras una mala salida del meta austríaco Kreidl Johannes que le costó la cartulina amarilla. Otro acercamiento a balón parado en las botas del espanyolista Aarón Martín dejaba a la Rojita en buena escena sobre el impecable césped algecirista en el preludio de una selección de Austria que se vino arriba con el paso de los minutos y empezó a manejar más posesión de balón.

Los visitantes se estiraban y trataban de crear más peligro a balón parado pero sin terminar de inquietar el marco de Sivera. El juego físico del combinado austríaco dificultaba la creación de juego del equipo español que no tenían fluidez en esos metros finales para atacar sobre la portería de Kreidl. A falta de tres para el descanso fue cuando se volvió a reconocer el ataque de España en un remate franco de Rafa Mir que se encontró con la oposición de la zaga que evitó el gol. Con el empate se llegó al tiempo de vestuarios y una sensación de que los de De la Fuente tenían que subir la intensidad para llevarse esta última prueba previa al Europeo que se disputará en Italia y San Marino del 16 al 30 de junio.

En el segundo acto el juego se abrió y ambos equipos parecían dispuestos a subir el tono. Primero fue Schmidt el que casi adelanta a los de Werner Gregorisch pero Sivera estuvo atento abajo a los 51 de partido en el preludio del primer gol español tras una buena jugada por la parte izquierda que remachó Carlos Soler en el área pequeña para poner el 1-0 en un Nuevo Mirador que rugía con los suyos. El valencianista se erigió en el protagonista del partido porque poco después nació de sus botas el segundo gol, un disparo espectacular desde el pico del área que se coló por toda la escuadra y que ponía boca abajo el estadio del Algeciras a falta de media hora para el final.

España transformó la grada en una fiesta que hacía hasta cinco veces la ola festejando por todo lo alto la imagen de las jóvenes estrellas del futuro -muchas de ellas del presente- y que pudieron deleitar al público con un tercer tanto obra de Marc Roca a la salida de un saque de esquina que le ponía la guinda a un encuentro que dejó felicidad a raudales entre los miles de aficionados que se dieron cita en un Nuevo Mirador hasta la bandera que ha vivido una de sus mejores tardes de los últimos años.