Damián Solferino fue uno de los nombres del partido ante el Xerez Club Deportivo donde lamentó que los nervios condenaron a su equipo tras el tropiezo ante el conjunto azulino. “No podemos regalar un marcador a favor así como así”, señalaba el punta que tuvo media hora para mostrarse ante su nueva afición.

“Tenemos que trabajar todos juntos para revertir esta situación”, afirmó el delantero que es consciente de que los suyos no estuvieron a la altura en el partido de hoy pero confía en revertir la tendencia desde este lunes para pensar en la cita de Ceuta del próximo domingo.