Buenas noticias para la plantilla del Algeciras Club de Fútbol que podrá contar este domingo con la presencia, si José Antonio Asián lo estima oportuno, del punta argentino Damián Solferino tras resolver los asuntos del transfer internacional procedente de su país de origen y que le permiten tener toda la documentación en regla para competir.

En el mismo sentido, pero con un ámbito radicalmente distinto estaba Nazif Moha que a principios de semana viajaba hasta el cuerno de África, en Ghana, donde se encontró con un familiar que le otorgó un visado especial que faltaba para poder tener todos los papeles en condiciones óptimas para poder ser futbolista de la primera plantilla a todos los efectos.

El club en una nota de prensa quiere agradecer la implicación en el caso del alcalde José Ignacio Landaluce que ha mediado positivamente con el Ministerio de Asuntos Exteriores para que finalmente dicho asunto se resolviera de forma positiva.