Tuvo que ser a la decimoséptima pero la plantilla de ICOM UDEA Algeciras ya conoce el sabor de la derrota. No fue el mejor partido, no se jugó como en otras ocasiones y tal vez hasta pesó el gran ambiente que reinó en el Ciudad de Algeciras con más de 1.500 espectadores, pero los pupilos de Javier Malla han encajado de buena manera este tropiezo y tratan de levantarse desde ya para pensar en la batalla del próximo sábado ante Yosiquesé Basket en Córdoba.

Desde las arengas de Javi Fernández señalando que “si esta derrota nos hace mejorar será bienvenido”, hasta los aplausos de José Balmón al resto de sus compañeros para tratar de que el vestuario no se contagie de la negatividad tras el primer tropiezo después de ¡16 triunfos! han servido para que la plantilla haga borrón y cuenta nueva y se ponga desde este próximo lunes manos a la obra para continuar en la batalla.

Lo de este sábado, un pequeño lapsus en la entrega de una plantilla que está realizando una temporada inolvidable y que a pesar de esta derrota ante el eterno rival, entrará con casi total seguridad en la primera plaza a la segunda fase de la competición. A levantarse.

GALERÍA IMÁGENES PACO GUERRERO