La AD Taraguilla ha lamentado este lunes a través de las redes sociales un triste suceso que tuvo lugar el pasado sábado por la tarde en el encuentro de categoría alevín entre el equipo del Hermanos García Mota y el CD San Roque y que se saldó con la agresión, afirman desde el conjunto verdiblanco, del delegado del equipo rojillo sobre Armando Palma, técnico del Alevín A.

COMUNICADO OFICIAL: 

“Desde la AD Taraguilla, ante los hechos acaecidos en nuestras instalaciones en la tarde del sábado 23 de febrero durante el desarrollo del partido entre nuestro Alevín A y el CD San Roque en categoría Alevín Provincial, queremos condenar la actuación lamentable del Delegado del CD San Roque. Acción la cual obligó a suspender el partido a falta de más de 10 minutos.

Dicha persona agredió a Armando Palma, entrenador del Alevín A, provocándole repetidos ataques de ansiedad y dos paradas cardiorrespiratorias. Destacamos la pasividad del cuerpo técnico del CD San Roque ante esta agresión y desmentimos que Armando fuera al banquillo del CD San Roque; ya que fue el Delegado de este equipo el que se abalanzó sobre nuestro entrenador. Este hecho, lamentablemente, tuvo como consecuencia la hospitalización de Armando, el cual volvió a tener otra parada cardiorrespiratoria y permaneció ingresado hasta pasada la medianoche. Ante la gravedad de los hechos acaecidos, tanto nuestro Club como Armando Palma, tomarán las medidas legales, ordinarias y deportivas ante los estamentos deportivos y legislativos pertinentes.

Nos gustaría destacar que la AD Taraguilla se posiciona en contra de la violencia en el fútbol base, y mucho menos la violencia entre formadores de menores. Ya que, estos, son un ejemplo de la conducta que un menor debe adoptar tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. Nunca debemos olvidar de que un entrenador es un referente para sus futbolistas, por ello denunciamos la conducta antideportiva y violenta de semejante individuo.

Le deseamos una pronta recuperación y todo el apoyo a nuestro míster Armando, y que actuaciones deplorables como esta no vuelvan a producirse en un terreno de juego, menos aún entre clubes del mismo municipio.”