Juan Merino ya no es entrenador del Córdoba Club de Fútbol. Apenas 47 días ha durado el técnico linense en el banquillo del Nuevo Arcángel. Su bagaje resulta ciertamente pobre y, desde luego, no ha sido el revulsivo que se esperaba. Apenas tres empates ha logrado en los siete encuentros que ha dirigido.

Las palabras del comunicado oficial en el que se anunciaba su cese por parte del club son amables: “El club agradece a Merino su buen hacer, profesionalidad y buena voluntad dedicada el tiempo que ha estado al frente del primer equipo. El Córdoba Club de Fútbol le desea mucha suerte y grandes éxitos a lo largo de su carrera deportiva”.

De paso, el conjunto cordobesista ha comunicado que el cargo lo asume “de forma interina” el entrenador del Córdoba B Jorge Romero -rival de la Balona– mientras que al equipo dependiente lo entrenará José María García Cuadrado.

Lo cierto es que Merino no está teniendo suerte últimamante ya que en su anterior destino, el Nàstic de Tarragona, apenas estuvo cinco meses (llegó un 29 de diciembre y salió el 20 de mayo).