En el partido que cerraba la ida de la fase regular de la liga el Villa de los Barrios no pudo pasar del empate ante un Balonmano Lebrija que para nada pareció ser el último clasificado de la tabla.
Un partido muy irregular por parte del conjunto barreño, con falta de actitud y muy pasivo en defensa llevaron a que el partido estuviese igualado de principio a fin, con arreones por parte de los dos equipos pero ninguno supo descolgarse en el marcador.
La primera parte acabó con una ventaja mínima de 15-16 a favor de los de Juan Luis Cabezón, dejando una mala sensación para el equipo, y con la lesión de Dmitry Shalamov, jugador que ocupaba la posición de pivote al no haber viajado ningún jugador en esa posición.
La segunda parte fue más de lo mismo, el cuadro lebrijano mantuvo su 4-2 con doble pivote que la defensa visitante no supo defender, y una defensa 5-1 que se le atragantaba al Villa de Los Barrios, provocando muchas pérdidas de balón, 12 exactamente.
Esto, más los 16 lanzamientos fallidos, la pasividad en defensa y la poca aportación de la portería fueron las consecuencias de que el partido llegara a sus últimos segundos con un 30-29 a favor de los locales, pero una parada del portero Gabi y el posterior rechace de Dani Baena que lanzó el balón al aire para Alejandro Macías que prolongó a Odelín Cervantes que anotó el empate a 30 a falta de 3 segundos, hicieron menos catastrófico el resultado final.
Poco que destacar, si acaso la eficacia en los extremos de Julio Verdú y Alejandro Macías con 5 tantos cada uno, y los 11 de Odelín Cervantes.
A pesar de las malas sensaciones que dejó el partido, este resultado mantiene líder al Villa de Los Barrios con 11 puntos, por encima de los que serán sus próximos rivales, el Bm Marchena y Bm Estepa, con 9 puntos cada uno.