FICHA TÉCNICA

26 – España (14+12): Castellanos (Navarro), Carmen Martín (6, 3p), Mireya González (3), Alicia Fernández (2), Nerea Pena (2), Sole López (5, 1p), Ainhoa Hernández (3) –equipo inicial–; Arderius (1), Cesáreo, Jennifer Gutiérrez, Paula García, Lara González, Ana Isabel Martínez, Almudena Rodríguez (2) y Valdivia (2).

32 – Hungría (19+13): Kiss (Biro), Lukacs (4), Kovacs (3), Planeta (8, 6p), Meszaros (1), Kovacsiscs (3), Schatzl (5) –equipo inicial–; Tovizi, Szalai, Orban, Palos-Bognar (1), Kazai, Hafra (5), Szabo y Toth (2).

Árbitros: I. Mosorinski y A. Pandzic (Serbia).

Exclusiones: Cesáreo, Paula García (España); Tovizi (2), Planeta y Szabo (Hungría).

Marcador: 2-3, 5-5, 7-9, 8-12, 11-14, 14-19 (descanso); 15-21, 17-25, 18-28, 20-30, 23-31 y 26-32 (final).

Incidencias: Partido de la 3ª y última jornada del grupo C de la primera fase del Europeo de Francia disputado en el pabellón L’Axone de Montbéliard.

CRÓNICA: Naufragio de España ante Hungría (26-32) en la 3ª y última jornada del grupo C del Europeo de balonmano de Francia, en Montbéliard.

Tras dos partidos iniciales muy esperanzadores, las ‘Guerreras’ han estado desconocidas en ambas áreas, han pasado sin puntos a la segunda fase y sus opciones de llegar a semifinales son casi nulas, más teniendo en cuenta que Holanda y Rumanía ya empezarán la nueva liguilla con cuatro. Hungría y Alemania comenzarán con dos y Noruega, contra pronóstico, también está a cero.

La defensa, tan importante en los esquemas de Carlos Viver, estuvo demasiado hundida y las húngaras encontraron tan buenas posiciones de tiro que les permitieron firmar altos porcentajes de acierto en ataque: 70% en la primera parte con Schatzl (5), Hafra (5) y Planeta (4) como principales estiletes.

Ni Merche Castellanos, titular esta vez, ni Silvia Navarro tampoco pudieron brillar, demasiado desamparadas por sus compañeras de la defensa. España perdió también seis balones en el primer parcial por tres las húngaras (17 por 15 al final), aunque los errores de las magiares llegaron mayoritariamente cuando ya tenían resuelto el encuentro.

Las ‘Guerreras’ se fueron cinco abajo al descanso (14-19) y jamás dieron muestras de poder remontar en la reanudación porque siguieron acumulando pérdidas de balón y desajustes defensivos que fueron una auténtica ganga para sus rivales húngaras, que se escaparon sin remedio nada más comenzar la segunda parte: 15-23 en el 36’.

Hungría alcanzó una renta máxima de 11 goles (18-29 en el 46’) y España apenas maquilló el resultado en los minutos finales ante la lógica relajación de sus oponentes.