El combinado nacional juvenil masculino, dirigido por Alberto Suárez, partía esta mañana hacia Skopje para debutar en el Mundial de Macedonia del Norte que dará comienzo mañana día 6 hasta el 18 de agosto y donde competirá el algecireño Domingo Luis Mosquera.

Previamente a la competición oficial, los Hispanos Juveniles se concentraron durante una semana en el CAR de Sierra Nevada (Granada) poniendo rumbo posteriormente a Ciudad Real para participar en un doble enfrentamiento amistoso ante Eslovaquia. Más tarde, volvieron a citarse en Guadalajara, para medirse en otro doble test ante Hungría. Encuentros sentenciados con cuatro victorias para un conjunto nacional que gracias a estos resultados entraba en dinámica antes de la cita mundial.

La selección española se encuentra enmarcada dentro del Grupo A junto a Croacia, Eslovenia, Noruega, Chile y Arabia Saudí, debutando ante el cuadro arábigo en el que será su primer choque correspondiente a la fase de grupos, que se disputará en el pabellón Jane Sandansk, siendo el Boris Trajkovski el segundo escenario que acogerá el campeonato.

Por su parte, el seleccionador de los Hispanos Juveniles analizaba de la siguiente forma la fase previa a la preparación: “Las sesiones se han desarrollado muy bien. El grupo está preparado para hacer un buen balonmano y ahora el primer objetivo es pasar esta primera fase, clasificarse para los cruces, colocarse de la mejor forma e intentar llegar lo más arriba posible. El equipo ha trabajado muy bien, a nivel grupal son unos chicos fantásticos, se llevan muy bien entre ellos, son muy alegres y existe un gran espíritu de trabajo. Para allá vamos, a disfrutar todo lo que se pueda en su primer campeonato del mundo”.

Imagen del equipo

Asimismo, el técnico español evaluaba así al resto de equipos ante los que se medirán estos días: “Mañana jugamos con Arabia Saudí, conjunto que, aunque al principio nos dé un poco de problemas, esperamos que sea asequible. Tras el día de descanso tendremos a Noruega, un rival fuerte que conocemos bastante, por eso intentaremos neutralizar sobre todo su juego de contraataque y su capacidad de lanzamiento, como pasa siempre con estos rivales nórdicos. Eslovenia también será un rival fuerte, de primer nivel, con un juego muy parecido al nuestro. Luego Chile y para acabar Croacia. Tenemos un grupo muy exigente, con tres rivales a priori fuertes, como lo son Croacia, Noruega y Eslovenia. Hay que ir partido a partido para entrar al campeonato e ir cogiendo buenas sensaciones”.