FICHA TÉCNICA:

ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL B (1): Pablo; Juan Carlos, Bachi, Tete, Touré, Cosano, Tote, Molina, Villalta, Luis y Aimad. También jugaron Kevin, César y Félix.

VEJER BALOMPIÉ (1): Quiñones; Juanfran, Carmona, Sergio, Pablo Acedo, Chato, Ale Conesa, Melero, De Gomar, Jorge, Yoni. También jugaron: Peky, Mateo, Calle.

ÁRBITRO: Herrero Beas. Amonestó por parte local a Pablo, Molina, Félix, Villalta y Juan Carlos y por parte visitante a Chato, Carmona, Juanfran, Pablo Acedo, Jorge, Ale Conesa.

GOLES: 1-0 (m.8, Villalta); 1-1 (m.90, Carmona).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 19º jornada de la Primera Andaluza disputado en La Menacha ante unos 200 espectadores.

Un tanto visitante en el 90’ impide el primer triunfo rojiblanco en 2019. En un partido abierto, en el que cualquiera pudo ganar, finalmente hubo reparto de puntos.

Los de Tobali fueron mejores que su rival en la primera parte. El gol tempranero de Villalta, a los 8 minutos, hacía presagiar un choque tranquilo para el filial. El tarifeño robó un balón en ataque y tras driblar a dos contrarios, casi sin ángulo, conseguía poner por delante a su equipo. El dominio algecirista continuó casi todo el primer periodo, aunque las ocasiones, que las hubo y claras, no se concretaron.

El Vejer solo apretó en los últimos diez minutos y tuvo sus opciones, como una falta al borde del área o un mano a mano que Pablo sacó cuando ya se rozaba el descanso. A esas alturas el pitido final era lo mejor que podía pasar.

La segunda parte se inició con sensaciones parecidas. Daba la impresión de que el Algeciras B pondría tierra de por medio en cualquier momento, pero el partido se fue abriendo poco a poco y también el Vejer empezó a tener ocasiones. El choque se transformó en un toma y daca, muy atractivo y emocionante por lo ajustado del marcador, sin un dominador claro.

El filial tuvo varias ocasiones muy claras, como una falta de Tete que se estrelló en la base del palo, o un remate de Félix a bocajarro, que sacó el portero en una gran intervención. Pero también el Vejer tuvo las suyas. Pablo evitó el gol en al menos dos paradas de gran mérito. Podía pasar cualquier cosa, pero lo que finalmente ocurrió fue que el Vejer empató en el último minuto, al saque de una falta.

Otra vez el balón parado castigó al Algeciras B. Pudo ser incluso peor, ya que en el descuento Pablo se jugó el físico para evitar por dos veces el segundo tanto vejeriego. Primer punto del 2019, con sabor agridulce, porque pudieron ser los tres en juego. Toca seguir trabajando.