Resta tan sólo un día para que los españoles inicien su participación en el Mundial de voley playa que se celebrará en Hamburgo del 28 de junio al 7 de julio. Adrián Gavira y Pablo Herrera ya están listos para afrontar el que será su sexto campeonato del mundo juntos. Sin embargo, aunque el sanroqueño y el castellonense ya tienen experiencia en esta competición, llegan a la localidad germana con buenas sensaciones y con ganas de disfrutarlo como si de un debut se tratara.

En declaraciones a la agencia de noticias EFE, la dupla número uno de España y número cinco del mundo en la clasificación Internacional de la FIVB ha destacado que este nuevo mundial lo afrontan igual que el primero. “Tenemos mucha ilusión y fe en nuestro trabajo. Nunca sabes cómo puede salir un torneo, pero tenemos la tranquilidad de que hemos hecho un buen trabajo previo para llegar en un buen momento”, comenta Pablo Herrera.

Desde que arrancara esta temporada para ellos, la pareja número uno del ránking nacional se ha subido en dos ocasiones al podio En Doha se colgaron el bronce y en Xiamen la plata; han logrado dos quintos puestos en Jingjiang y Ostrava, respectivamente; y finalizaron en el top 10 la prueba de Varsovia.

Con estos grandes resultados, la dupla española se presenta en la cita mundialista con la idea de desplegar su mejor versión para seguir ampliando su palmarés particular. “Llegamos con sensaciones muy positivas. Estamos jugando bien y con mucha agresividad y esa debe ser nuestra identidad en este mundial. Sabemos que los resultados anteriores no garantizan un buen resultado en este mundial, pero confiamos en ello”, afirma Adrián Gavira.

Desde que Herrera y Gavira decidieran iniciar juntos este camino, allá por el 2009, la pareja entrenada por Fran Marco ya tiene cinco mundiales a sus espaldas. En todos ellos, exceptuando el de Holanda en 2017, los españoles concluyeron en quinta posición. Una gran actuación que buscarán igualar, incluso mejorar, en la presente edición.

“Siempre vamos a un torneo con la mirada puesta en conseguir lo máximo, no nos ponemos barrera. Eso no quiere decir que luego se consiga, pero evidentemente nuestro objetivo es subir al pódium. Llevamos muchos años peleando juntos en el circuito, muchos años entre los mejores por nuestra regularidad en los resultados y ya es hora de que el voley playa nos premie con algo grande en un torneo de los grandes, así que buscaremos con muchas ganas ese objetivo”, asegura el de Castellón.

Por su parte, el sanroqueño no duda en reconocer que para ellos esta competición es importante, no sólo a nivel deportivo, sino también económico: “Es especial, es un torneo que se juega cada 2 años y el hecho de ganarlo te proclama campeón del mundo. También nos jugamos nuestra ayuda económica para el próximo año en este torneo, por lo que todo se juega a una carta”.

Además, la pareja española explica cómo ha sido la cuenta atrás para el Mundial de Hamburgo: “Llevamos un mes preparando esta cita, subiendo un poco la carga después de Ostrava para llegar con buena forma física al mundial. Tuvimos el 4 Estrellas de Varsovia en medio y ya habíamos acordado que en ese torneo costaría coger el ritmo”.

“Luego hemos estado entrenando con México, Uruguay, Argentina, Venezuela y Alex y Curro, la segunda pareja nacional en el centro internacional de Lorca que es donde tenemos la sede desde marzo”.

Cuanto más lejos lleguen en Hamburgo, más cerca estarán de Tokio 2020. Los primeros clasificados para los Juegos Olímpicos en el país nipón serán aquellos que logren colgarse el “oro mundial” el próximo 7 de julio en la localidad alemana.

Sin embargo, las buenas actuaciones de Herrera y Gavira a lo largo de las últimas temporadas les sitúan con muchas opciones de estar en Japón el próximo verano gracias a su posición en el ránking internacional. Ambos son conscientes de ello, pero no quieren precipitarse ya que aún queda mucho tiempo hasta la cita olímpica.

“Está claro que es un torneo muy importante porque puntúa el doble que un 4 estrellas, pero aún queda mucho hasta que se cierre la clasificación por ranking (junio 2020) y habrá muchas oportunidades. Estamos en muy buena posición y un buen resultado en el mundial nos dejaría muy cerca de la plaza olímpica”, concluyen.

Herrera-Gavira han quedado encuadrados en el grupo I junto a los brasileños Evandro y Bruno Schmidt, los australianos Durant y Schumann y los venezolanos Charly y Tigrito.