La pareja formada por el castellonense Pablo Herrera y el sanroqueño Adrián Gavira han caído en el Mundial de vóley-playa que se está disputado en Hamburgo en dieciseisavos de final frente a los estadounidenses Gibb y Crabb por 0-2 (21-16 y 21-17) perdiendo así la primera oportunidad para clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

No ha sido un buen torneo para los españoles que, pese a su buen inicio con dos victorias, ya cayeron ayer frente a los brasileños Evandro y Schmidt y este mediodía no han podido seguir su curso en la cita mundialista.