Un gol de falta de Pito Camacho en el 90′ da los tres puntos a la Balona (0-1)

Sufrida victoria de los de Calderón en el campo del Marino

Once de la Balona. / FOTO: CDM

FICHA TÉCNICA:

CLUB DEPORTIVO MARINO (0): Kikvidze; Niki, Saavedra, Arbelo, Cristo Díaz, Manu Dimas (m.75, Nami), Al Moukhtar (m.62, Samuel), Nadjib (m.75, Borja Llarena), Pablo Santana, Anaba y Ekangamene (m.86, Pedro Alemán).

REAL BALOMPÉDICA LINENSE (1): Nacho Miras; Sergio Rodríguez, Alomerovic, Carrasco (m.73, Mikel Fernández), Coulibaly (m.55, Peque), Pito Camacho (m.90+3, Nacho Holgado), Luis Alcalde (m.73, Koroma), Tato Díaz (m.55, Antoñito), Paco Candela, Chironi y Danese.

ÁRBITRO: Ávalos Martos (Colegio Catalán). Amonestó por parte local a Nadjib y por parte visitante a Carrasco.

GOL: 0-1 (m.90, Pito Camacho).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la primera jornada del Grupo 4-A de la Segunda División B disputado en el Estadio Antonio Domínguez ante 525 espectadores.

CRÓNICA: Importantísimo triunfo en el debut de la Real Balompédica Linense que ha comenzado de forma inmejorable la temporada al imponerse por la mínima al Marino con un tanto de Pito Camacho de falta en el minuto 90 de partido.

El primer tiempo fue muy competido pero poco vistoso, ambos equipos se veían las caras en un partido oficial tras más de seis meses sin competir y eso se notó durante los primeros compases con escasos acercamientos en ambas áreas más allá de un intento del local Nadjib que aprovechó un resbalón de Carrasco para errar en el mano a mano ante Nacho Miras.

En los de Calderón se pueden rescatar un cabezazo desviado de Candela en el 34′ como único bagaje ofensivo en los 45 minutos con los que se abría el curso 2020/21.

Tras el paso por la caseta la Balona se animó y lo haría aún más con la entrada de los dos extremos Peque y Antoñito que fue el mejor de los suyos. Pese a ello tampoco había grandes ocasiones más allá de una que dispuso Pito Camacho en el 52′ que falló ante el guardameta Kikvidze tras una buena dejada de Coulibaly.

Los cambios se sucedían en uno y otro equipo y eso provocó, junto al intenso calor que reinó en Arona, que el 0-0 pareciese inamovible. Manu Dimas la tuvo para los tinerfeños pero su disparo se fue rozando el poste y cuando ya todos pensaban que el empate cerraría el partido llegó la jugada clave de la mañana en una falta que botó Pito Camacho a los 90 minutos y ante la que nada pudo hacer el meta local.

Aún hubo tiempo para un susto más ya que en el 93 Pedro Alemán remató un saque de esquina a la desesperada del Marino que el propio Pito Camacho evitó sobre la raya de gol cuando ya se colaba. Felicidad y tres puntos para comenzar la competición de forma inmejorable en la escuadra de La Línea de la Concepción.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece + 4 =

Ir arriba