El presidente de la Real Balompédica Linense, Raffaele Pandalone, hacía este jueves un balance “positivo” del que ha sido su primer año al frente del conjunto blanquinegro y donde destacó el nivel de trabajo alcanzado y unos objetivos aún por conseguir. “El año que viene tendremos un filial, hemos controlado toda la parte administrativa gracias a la labor de Mario Galán y en el que cada día solucionamos asuntos y a nivel de club aunque quiero más, hay que verlo a nivel de inversión”, espetaba el mandatario.

Pandalone entiende que hay cosas a mejorar. “A nivel deportivo y de club tenemos que seguir trabajando, hacemos un balance donde miramos al futuro en la que haremos una asamblea para explicar muchos asuntos a nuestros socios”, afirmó el italiano que tiene la intención de renovar a Ismael Chico de cara a la próxima temporada. “Hay mucho trabajo en la plantilla porque tenemos jugadores que son del gusto de otros equipos pero tenemos que seguir con nuestro proyecto”.

1140 han sido los abonados que este año han mostrado su fidelidad a la Balona, una faceta en la que el presidente blanquinegro espera mejorar de cara al próximo curso que entre otros asuntos, habló de la llegada de un delantero al club. “Lo tenemos claro, buscamos un 9 y entiendo al aficionado, me gustaría firmar al mejor de 2ºB pero tenemos que saber el proyecto del club”, señalaba Pandalone en referencia a que a pesar de haber salido cuatro jugadores y haber llegado únicamente el medio Tarsi, no hará un desembolso a la hora de contratar un futbolista.