El técnico del FC Jumilla, Leonel Pontes, destacó el buen estado de ánimo que arrastra el vestuario del conjunto vinícola a pesar de haber vencido en uno de los últimos seis partidos ligueros.

El equipo murciano llega de caer por 2-0 en Talavera tras un partido en el que no estuvieron al 100% y lo que podría propiciar cambios en el once del duelo de este domingo ante la Balona. Pontes no es muy partidario de hacer excesivas sustituciones y afirmó que el Jumilla se reforzará con algunos jugadores antes del cierre del mercado.

Acerca del rival de esta semana, el entrenador portugués destaca la fortaleza como visitante de la Real Balompédica Linense. “Es un equipo que juega muy bien al contraataque, aprovecha bien los errores en el medio y es un rival peligroso que está en una posición cómoda por la calidad que tienen”.