Las obras de la visera de la tribuna del Estadio Municipal de La Línea continúan su trabajo desde hace ya diez días lo cual provocará que el partido del próximo domingo a las 17.00 horas ante el Almería B provoque que los aficionados tengan que presenciar el duelo desde la grada de Preferencia.

Pese a que algunos aficionados insisten en la lentitud de la demolición de la visera, los operarios de dicha obra se afanan en asegurar que para el partido del día 10 de febrero ante el Melilla el Estadio recuperará su normalidad aparente pudiendo verse el fútbol sin problemas aunque eso sí, sin visera para resguardarse en caso de la lluvia.