Dos de los socios más ilustres de la Real Balompédica Linense, José Pozo y su esposa María Díaz han recibido en su domicilio este miércoles un homenaje por parte de los capitanes de la primera plantilla del conjunto blanquinegro, Ismael Chico y Joe que departieron junto a los protagonistas del cartel de la jornada 32 cuyo merecimiento se iba a producir antes del encuentro ante el San Fernando pero por las inclemencias meteorológicas se pospuso al día de hoy.

Junto a ello, el lateral Abel Moreno también estuvieron en un acto en el que se entregó una camiseta firmada por los integrantes de la plantilla, así como con un ramo de flores para doña María Pozo.

Ellos son muestra de los muchos aficionados mayores que acuden con devoción al Estadio Municipal a ver a «su Balona», y a los que debemos tanto ya que transmiten, generación tras generación, el sentimiento de la Recia.