La plantilla de la Real Balompédica Linense ha hecho piña tras la mala racha de resultados que arrastra el conjunto blanquinegro que ha sumado 2 de los últimos 15 puntos en juego. Por ello, después de la vuelta a los entrenamientos del equipo de Jordi Roger, que contó con la presencia de Pirulo y Carlos Expósito, el último fichaje, como principales novedades, el equipo disfrutó de un asado argentino realizado por los dos argentinos del vestuario como son el punta Gastón Cellerino y el entrenador de porteros Raúl Héctor Cabrera.

Sin duda, no hay mejor manera de coger fuerzas para volver a la senda de la victoria de cara al duelo en Málaga del domingo a las 12.00 horas.