Jordi Roger, técnico de la Real Balompédica Linense, comparecía este viernes tras la penúltima sesión de trabajo previa al partido del domingo ante el UCAM Murcia donde destacó las ganas del vestuario por reivindicarse después del tropiezo frente al Cartagena. “Cuando una cosa sale mal en cuanto a resultado, hay más ganas de que llegue el domingo para jugar otro partidazo”, afirmó.

El catalán resaltaba los problemas de Cóccaro para adaptarse a los entrenamientos y la consiguiente renuncia a la llegada del delantero uruguayo. Uno que se va, y otro que podría estar en la rampa de salida, Kike. El delantero sevillano ha mantenido una conversación con su entrenador ante los pocos minutos que está disponiendo. “No puedo decir que no va a jugar, pero no puedo asegurarle jugar los 90 minutos”. “Es un jugador con características buenas pero nuestra manera de jugar es distinta”, añadía Roger que agradece el esfuerzo del ex- del Europa pese a todo.

El entrenador confía en que el sevillano entienda su rol a partir de ahora. “Estoy muy contento con cómo ha trabajado esta semana”, señalaba antes de hablar del potencial de un UCAM Murcia que llegará segundo en la tabla. “Ya fuimos allí y ganamos”, manifestaba el técnico que pide máxima concentración a su plantilla. “Hay que entrar en el partido un poco mejor que ante el Cartagena y estar concentrados”, entendió Roger que pide el apoyo de la afición para mantener esa comunión con la grada. “La gente está contenta con el equipo y si lo mantenemos todo hasta final de temporada será mucho más fácil”, concluyó.