Jordi Roger, el técnico de la Real Balompédica Linense, lamentó la manera en la que su equipo metió en el partido al Jumilla y los goles que ha concedido ante el cuadro murciano. “El penalti es de niño pequeño y en la falta se abre la barrera”, destacó el catalán que no entiende el cambio de actitud que ha cogido su equipo desde hace cuatro semanas.

“Cometemos errores que son increíbles de explicar y llevamos 0 puntos de 9 después de Navidad, hay que intentar cortar la racha cuanto antes”, expresó Roger que no quiso echar las culpas al césped. “Habíamos hecho lo más difícil, teníamos que estar ordenados pero no lo hemos conseguido”, señalaba el preparador que no quitó méritos al Jumilla pero sí asume que “nos han marcado dos goles sin llegar al área”.