Javi Montoya, guardameta de la Real Balompédica Linense, hizo este martes análisis de la situación en la que está metido el equipo blanquinegro después de estas tres derrotas consecutivas que han situado al conjunto de Jordi Roger en la novena plaza. «Hay que aprender de lo que hemos hecho mal, arreglarlo y acabar la temporada con la cabeza alta», afirmó el portero que trata de explicar el cambio tan negativo que ha dado la plantilla.

«Hicimos una primera vuelta espectacular en la que rendimos por encima de lo que nos correspondía porque nos salía todo pero ahora hemos pasado todo lo contrario con partidos donde hemos merecido más». «Todos estamos fastidiados y queremos quedar lo más arriba posible, tenemos que mirarnos y buscar qué hay que mejorar para solventar estos cinco partidos que se nos han escapado», añadía el riojano que tiraba de veteranía y galones para pedirle respuestas a sus compañeros.

«No podemos dar partidos por perdidos, ser más ambiciosos y dar el 150% se juegue o no se juegue», recalcaba Montoya que alude a muchos alicientes para buscar la motivación del plantel. «Somos unos privilegiados, no cualquiera puede vivir del fútbol y eso hay que valorarlo», reseñó uno de los jugadores más en forma de esta temporada que se mojó acerca de las declaraciones de Roger en el post-partido de Marbella tras perder por 2-0.

«Hay cinco partidos para seguir dando el do de pecho y el míster tiene su opinión, pero el futbolista no puede herirse por eso y busca que apretemos para que el domingo salgamos a ganarnos el respeto que hemos tenido durante la primera vuelta», cerró.