El alcalde Juan Franco renueva su abono de socio de la RB Linense

Pandalone espera aumentar el aforo permitido para presenciar los partidos, de 800 a 1500 personas

Franco junto a Pandalone. / FOTO: DAM

El alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco, ha recibido hoy de manos del presidente de la Real Balompédica Linense, Rafaelle Pandalone, su renovado carnet como socio del club.

Franco animó a los aficionados a demostrar su apoyo a la Balona adquiriendo el abono de la nueva temporada: “con estas circunstancias tan complicadas, creo que ahora más que nunca tenemos que sacar el orgullo de ser linenses, el orgullo de ser balonos y colaborar con la entidad”. Juan Franco se mostró esperanzado en poder disfrutar de buen juego y de las victorias del equipo.

Ante la previsión de que los partidos de liga puedan disputarse con público restringido, el presidente de la entidad espera volver poco a poco a la normalidad y devolverle a los aficionados con buen fútbol el cariño que  demuestran  hacia el club blanco y negro.

La Balona ha rebajado los precios, que se sitúan en 99 euros para las renovaciones, 120 euros para los nuevos socios y descuentos en abonos familiares, mayores de 65 años, y descuentos en la tienda del club, entre otras promociones.

En lo relativo a la cifra máxima de espectadores, Pandalone informó de que la Junta de Andalucía permite un máximo de 800 personas. No obstante, debido a la gran capacidad del estadio municipal de La Línea, la Real Balompédica Linense solicitará a la Junta y a la Federación de Fútbol que se permita un aforo de 1.500 personas, de modo que puedan asistir tanto los socios, como el público visitante y la prensa. Todo ello, dependiendo siempre de las circunstancias sanitarias que marque el desarrollo de la pandemia de covid-19.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + quince =

Ir arriba