La Real Balompédica Linense afronta este domingo a las 12.00 horas uno de los partidos más interesantes del fin de semana recibiendo en el Municipal de La Línea a la UD Melilla en una cita en la que los hombres de Jordi Roger buscarán sumar tres puntos más para prolongar la sufrida victoria cosechada el pasado domingo en el campo del Atlético Malagueño.
Han sido días en el seno del equipo balono donde se ha hablado más de lo extradeportivo tras los retrasos en las obras de demolición de la visera de la tribuna y que provocó reacciones por parte del presidente Raffaele Pandalone y el alcalde de la ciudad Juan Franco, una situación que repercutirá en que los aficionados tengan que presenciar al completo el partido en la zona de Preferencia por segundo encuentro consecutivo.
Pese a ello, la Balona rompía su mala racha en la cancha del colista y recupera sensaciones que agrandó con un triunfo sin más ante el Kongsvinger noruego este jueves y en el que se pudieron ver los primeros detalles en forma de gol de Buba Bakari, una de las incorporaciones invernales. El punta catalán podría partir de inicio en el once de Roger en una cita donde Pierre y Carrasco serán baja por sanción mientras que Joe está casi descartado por enfermedad y Kibamba, que era duda, podría forzar, lo que provocaría que Sana o Sergio Rodríguez se situasen de central y Carlos Expósito debutase en el lateral derecho por primera vez en liga.
Llegará a La Línea un Melilla en horas bajas a domicilio pero con un arsenal de plantilla que asusta. Jugadores de la talla de Héber Pena, Otegui, Igor Martínez, Menudo o el meta Dani Barrio, entre otros, pasarán este domingo por el Municipal. Los pupilos de Luis Carrión, candidatos al ascenso por presupuesto y plantel, acumulan cuatro salidas sin vencer y recuperan al mencionado Otegui así como al ex-balono Alfonso Martín que volverá a la que fue su casa hace un par de temporadas.
El choque lo pitará el castellano-manchego Ruipérez Marín.