Siddiki y Matías Lizarazu acaban expulsados en el Algeciras

El atacante marroquí fue doblemente amonestado en el banquillo
Siddiki, durante el encuentro / Foto: DAM

La derrota del Algeciras en Fuenlabrada trajo consecuencias negativas después de las expulsiones de Oussama Siddiki y del hoy delegado Matías Lizarazu.

El atacante, de lo más potable en el primer tiempo de los albirrojos, fue amonestado en el minuto 39 y vio la segunda en el 85 por protestar en el banquillo y acabó antes de tiempo en la ducha.

Acto seguido, el trencilla extremeño García Gómez acabó mandando también a la ducha a Matías Lizarazu por, según reza el acta arbitral, ‘Dirigirse al cuarto árbitro a la vez que salía del área técnica gritando a viva voz y de forma ostensible los siguientes términos: «ESTO ES INCREIBLE», tras haber sido advertido previamente en varias ocasiones’.

Además, el acta apunta a que ‘una vez expulsado, permaneció hasta el final del encuentro en el túnel de vestuarios pese que se le advirtió en varias ocasiones que no debía estar allí, haciendo caso omiso a las indicaciones del cuarto árbitro’.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram