El Algeciras remonta en el primer tiempo y regala los tres puntos al Sevilla en el 94’ (3/2)

Los albirrojos, muy superiores antes del descanso y desaparecidos después

Iván celebra el segundo tanto del Algeciras / Foto: DAM

FICHA TÉCNICA:

SEVILLA ATLCO. (3): Alfonso, Chacartegui (Diabaté, 71’), Kibamba, Genaro, Lara, Mena, Ortiz, Álex Robles, Vázquez, Simo (Pana, 59’) y Johansson (Luismi Cruz, 84’).

ALGECIRAS C.F. (2): Javi Jiménez, Choco, Braganza, Bijimine, Benítez, Iván (Borja, 81’), Antoñito (Cristo Martín, 51’), Almenara, Yago Pérez, Karim Abubacar y Wilson Cuero (Martos, 63’).

ÁRBITRO: Morales Moreno, del colegio andaluz. Amonestó a los jugadores locales Chacartegui (28’), Ortiz (43’) y Luismi (92’) y a los visitantes Bijimine (61’), Iván Turrillo (62’). Expulsó con roja directa al albirrojo Choco por dejar la pierna ante el guardameta Alfonso así como al utillero Miguel Ángel Úbeda.

GOLES: 1-0. Minuto 14. Vázquez, de penalti. 1-1. Minuto 30. Almenara. 1-2. Minuto 39. Iván. 2-2. Minuto 76. Diabaté. 3-2. Minuto 94. Kibamba.

INCIDENCIAS: Vígesimo cuarta jornada de Liga en el grupo IV de Segunda B. Ciudad deportiva José Ramón Cisneros de Sevilla. Unos dos mil espectadores, de los que medio millar ha procedido de Algeciras.

CRÓNICA: Nuevo revés a domicilio del Algeciras CF que ha caído derrotado por 3 goles a 2 frente al Sevilla Atlético después de un partido en el que fue mejor que su rival pero donde, de nuevo, por enésima vez, los infortunios y las concesiones, condenaron a los albirrojos a otra derrota fuera de casa.

El Algeciras ha dominado a placer el primer tiempo con una alineación idéntica a la que venció la semana pasada al Badajoz. A Ballesta le gusta lo que ve y cuando las cosas funcionan no hace falta cambiarlas, debe pensar el preparador albirrojo, cuyo carácter se está notando sobre el terreno de juego en unos jugadores que demuestran hambre y la autoestima alta que tanto se había echado de menos.

Así las cosas, la presión alta y la intensidad en el campo, sumadas al orden han bastado para que el Algeciras se haya hecho dueño del encuentro desde el inicio. Yago Pérez es cada vez más grande en el medio campo en tareas defensivas y Antoñito tiene libertad para moverse como quiera en asociación con Iván y, como es de esperar, las ocasiones tienen que llegar.

Almenara, en el primer minuto de partido, ha perdonado tras un cabezazo al segundo palo que se ha marchado por muy poco y a partir de ahí crear y crear ante un Sevilla Atlético muy entregado al Algeciras y que, cosas del fútbol, ha sacado partido de una pérdida de balón de Braganza en su área en el minuto 13 que ha acabado con una patada del defensa del Algeciras a Simo. El penalti ha sido justo y el gol de Vázquez, irremediable para los visitantes.

El ejemplo de que este equipo tiene autoestima ha venido después. El Algeciras no ha dejado de creer en la remontada, como si estuviera seguro de que llegaría y, tras varias aproximaciones al área sevillista, Gonzalo Almenara ha empatado a la media hora tras aprovechar un balón rechazado en el área pequeña tras un saque de falta.

Y a seguir, y a presionar e Iván nueve minutos más tarde ha pegado un trallazo tremendo en el área grande ante el que nada ha podido hacer el portero Alfonso. La remontada era más que justa.

Sin embargo no hay partido por delante en los designios del Algeciras que no esté marcado por el sufrimiento. El cuadro de La Menacha no tuvo el balón y eso le hizo sufrir mucho. Concedió demasiado terreno al Sevilla Atlético y toda la tranquilidad que tuvo en la primera parte se transformó en dolor de cabeza.

Las cosas se pusieron peor cuando en el minuto 51 Antoñito, lesionado, tuvo que dejar su sitio a Cristo Martín que estuvo poco participativo en los cuarenta minutos en los que estuvo en cancha. El equipo se olvidó de jugar y eso fue lo peor que pudo hacer dando protagonismo al filial sevillista que empezó a crecer sobre la cancha.

Para más inri, Choco veía la roja directa en el 65′ tras un golpe involuntario sobre el meta local Alfonso que el colegiado castigó con la expulsión. Comenzaba ahí otro partido en el que el Algeciras trató de sobrevivir pero con poca convicción ya que cada minuto que pasaba era un asedio mayor del filial que acabó empatando el encuentro a trece del final con un disparo de Diabaté ante el que nada pudo hacer Javi Jiménez.

En la recta final los de Ballesta trataron de jugar entre menos y nada pero de nuevo la mala pata que está acompañando a este equipo volvió a cruzarse en su camino cuando en la última jugada del encuentro, en una falta lateral, Kibamba metía la cabeza para poner el 3-2 final que dejaba con cara de tontos a los algeciristas otro desplazamiento más.

Ver para creer lo que este equipo está haciendo fuera de casa. Otro domingo más.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − 12 =

Ir arriba