Algeciras, aquí mando yo (1/2)

Los albirrojos asaltan Bahía Sur y suman su quinta victoria consecutiva

Celebración del gol de Álvaro Romero / Foto: DAM

FICHA TÉCNICA:

SAN FERNANDO C.D. (1): Perales, Gabi Ramos, Juan Rodríguez, Manu Moreno (Stajic, 81’), Lolo González, Raúl Palma, Sandro Toscano, Hugo Rodríguez (Jorge García, 72’), Biabiani (Jorge García, 72’), Francis Ferrón y Dopi (Mingo, 81’).

ALGECIRAS C.F. (2): Guille Vallejo, Alcázar, Dani Espejo, Fran Serrano, Lafarge, Iván, Armando Corbalán, Marc Llinares (Yelko, 88’), Yago Pérez (Almenara, 68’), Juan Serrano (Raúl Hernández, 88’) y Álvaro Romero (Marcos Mendes, 83’).

ÁRBITRO: Delfa Ramos, del colegio extremeño. Amonestó a los jugadores locales Lolo González (15’ y 41’), Juan Rodríguez (38’) y Jorge García (89’) y a los visitantes Yago Pérez (29’), Fran Serrano, Armando y Yelko (92’). Mostró cartulina amarilla al técnico local, Stankovic, expulsado en el minuto 75.

GOLES: 0-1. Minuto 25. Romero. 1-1. Minuto 47. Dopi. 1-2. Minuto 66. Marc Llinares.

INCIDENCIAS: Sexta jornada de Liga en el subgrupo A del grupo IV de Segunda B. Iberoamericano De San Fernando. Sin público.

CRÓNICA: Tres más. Sí. Tres más. Y ya son cinco victorias consecutivas las que prolongan la racha del Algeciras que ha asaltado el Iberoamericano de San Fernando por 1 gol a 2 después de otro práctico partido a domicilio de los algeciristas que supieron jugar sus cartas en todo momento para afianzar aún más su liderato en la categoría.

No por sacar más jugadores de ataque ganas un partido. Eso lo pensó Stankovic a la hora de hacer la alineación del San Fernando y no le salió bien porque se encontró a un Algeciras que llevó más fútbol y ocasiones al campo contrario en el primer tiempo.

Mientras que el San Fernando se disolvió como un azucarillo, el Algeciras fue de menos a más. Supo esperar a que el rival se desesperara para dar zarpazos con un trivote que, de momento, promete mucho. Y es que el centrocampista Álvaro Romero en punta da más resultado que situar a Marcos Mendes, el otro delantero ante la lesión de Ubis en la formación inicial. Y si a ello le suma unos brillantes Marc Llinares, Iván, Armando Corbalán, Juan Serrano o Alcázar entrando por la banda derecha, mejor que mejor.

Así las cosas, y tras unos primeros minutos muy efervescentes de los locales, eso sí sin crear peligro más allá de un disparo centrado de Ferrón en el 15’, el Algeciras se fue arriba jugando al tiralíneas y consiguiendo desesperar a Lolo González y Juan Rodríguez. Los centrales del San Fernando, además de lentos, no supieron como parar el aluvión de fútbol de un Algeciras que los cargó de tarjetas y vio como el primero se iba a la ducha tras evitar con una falta el casi seguro gol de Marc Llinares.

Pero antes, y eso es lo más importante, el Algeciras ya se había adelantado en el marcador con un disparo cruzado de Álvaro Romero en el minuto 25 tras una jugada al primer toque que finalizó con el pase entre líneas de Marc Llinares.

Y el San Fernando erre que erre, balonazos a los cuatro de arriba. El último cuarto de hora del primer tiempo del cuadro isleño. Todo un derroche económico para acabar primero y que acabó en inferioridad numérica antes de tiempo por la expulsión de Lolo González por doble amonestación en el minuto 42 tras un agarrón sobre Corbalán.

Con 0-1 y uno más sobre el verde, el Algeciras se marchaba a los vestuarios en un escenario inimaginable para lo que se le venía encima en la segunda mitad.

La segunda parte ha comenzado con el tanto del empate del San Fernando en la primera jugada de la reanudación. El centro de Biabiany desde la parte derecha fue rematado en primera instancia por Francis Ferrón y el rechazo del guardameta Guille Vallejo, mandado al fondo de la red sin oposición, ni fuera de juego por Dopi. El San Fernando pudo marcar el segundo tanto en la siguiente jugada con un disparo potente de Francis Ferrón.

A partir de ese momento el partido siguió el guión del primer tiempo con un San Fernando que se fue desdibujando y un Algeciras que, a base de trabajo, fue controlando el partido poco a poco. De hecho, el 1-2 pudo llegar tras una llegada de Romero que remató arriba cuando lo tenía todo a su favor pero la jugada estaba invalidada por fuera de juego. A la primera no, pero sí a la segunda, llegó el gol de los de La Menacha.

Marc Llinares se disfrazó de Messi y se marchó de quien se le puso por delante para golpear lejos del alcance de Perales en el 64’ y poner de nuevo por delante a los de Ballesta. A partir de ahí comenzó un huracán algecirista sobre Bahía Sur con dos aproximaciones inmejorables que lamentó por nada y que pudieron hacer mucho más grande la brecha de los locales, muy heridos tras el tanto de los rojiblancos.

En la recta final se jugó ese otro partido que el Algeciras está empezando a acostumbrar a los suyos donde se jugaba poco, se sufría menos y lo único que se esperaba era el silbatazo final. Mono de trabajo, arrebato de mucho coraje en la retaguardia y respiro de alegría con otra victoria más a domicilio. Sigue creciendo un Algeciras que vuelve a dar otro puñetazo encima de la mesa y se pone más líder aún en la clasificación.

Es para disfrutarlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + dieciocho =

Ir arriba