El Algeciras perdona a un Málaga (2/1) que acaba pidiendo la hora

Los de Lolo Escobar no entran en el primer tiempo y perdonan el empate
Un momento del partido. / FOTO: DAM

FICHA TÉCNICA:

MÁLAGA C.F. (2): Herrero, Gabilondo, Einar, Larrubia, Kevin Medina (Antoñito, 77’), Víctor (Dani Lorenzo, 46’), Genaro, Dioni, Roberto (Loren, 89’), Murillo (Moussa, 77’) e Izan.

ALGECIRAS C.F. (1): Lucho García, Rafa Roldán (Ángel López, 86’), Tomás Sánchez (Cueto, 88’), Jac Diorí, Juan Rodríguez, Borja Fernández, Iván Turrillo, Diego Esteban (Pimienta, 80’), Eric Montes, Adrián Sardinero (Marino, 80’) y Zequi (Milosevic, 69’).

ÁRBITRO: Camacho Garrote, del colegio andaluz. Amonestó a los jugadores locales Einar (28’) y Dioni (37’ y 86’) y a los visitantes Eric Montes (57’), Juan Rodríguez (62’), Tomás (73’) y Marino (91’). Expulsó durante el descanso al albirrojo Iván y al albiazul Genaro, ambos con roja directa.

GOLES: 1-0. Minuto 23. Gabilondo. 2-0. Minuto 73. Roberto. 2-1. Minuto 87. Pimienta.

INCIDENCIAS: Décimo séptima jornada de Liga en el grupo II de Primera Federación. La Rosaleda. Unos 20.000 espectadores, de los cuales dos mil proceden de Algeciras.

CRÓNICA: El Algeciras ha cerrado el año con una derrota frente al Málaga por 2-1 en un partido donde se fue con la sensación de poder haber rascado algún punto en la recta final.

Los albirrojos, con el once de siempre, salieron sin complejos a La Rosaleda y dispusieron de una primera llegada en el minuto 7 con un remate flojo de Iván. Poco a poco los de casa empezaron a merodear algo más el área algecirista y en el 17’ era Izan el que lo probaba con un disparo alto.

Aún así daba la sensación de que el Algeciras no estaba mal plantado en el césped. Pero cayó el gol. Gabilondo recogió un rechace en el minuto 24 tras una jugada mal defendida por la zaga que hizo al lateral empujar el esférico a la red. Ahí empezó el declive de los de Lolo Escobar que se vinieron abajo con el gol.

Roberto perdonó dos más tarde con todo a favor en un panorama donde los de La Menacha no estaban cómodos. Lo peor casi, casi que llegó antes del descanso cuando Lucho se erigió en El salvador de su equipo con cuatro intervenciones consecutivas de mérito que salvaron el gol y permitieron a los suyos irse ‘solo’ un gol abajo a vestuarios.

Tras el paso por la caseta sorprendió el hecho de ver a los dos equipos con diez jugadores y es que Camacho Garrote expulsó en el túnel a Iván Turrillo y Genaro sin que aparentemente sucediese nada de relevancia. Con inferioridad numérica ya completada los albirrojos, hoy de amarillo, parecían quitarse los miedos de encima.

Diego Esteban lo probaba en el 54’, Adrián Sardinero la tuvo delante del portero en el 62 y salió rozando el palo… eran los mejores momentos de un Algeciras que tenía claro que era el momento de meter a Milosevic en escena. El montenegrino dispuso de sus primeros minutos de la temporada en el momento en el que los rojiblancos parecían decididos a ir a por el empate.

Pero nada, cayó el segundo. Prácticamente en el único aviso del Málaga en la segunda mitad. Un centro tras una jugada elaborada acabó con un remate de Roberto en el 74 que prácticamente daba al traste con las aspiraciones de los de Escobar que a pesar de todo vieron como Dioni se auto expulsaba en el bando local a tres del descuento y, por ases del destino, Pimienta hacía el 2-1 que daba una bala extra a su equipo.

Hubo tiempo para una más ya que Milosevic dispuso de un balón en el tiempo de descuento sin portero pero su disparo lo salvó la defensa sobre la raya de gol cuando se cantaba ya el empate. Final agridulce para un Algeciras que se va de vacaciones con los deberes hechos pero la sensación de haber dejado escapar una grandísima oportunidad.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram